Texto en español Esto del feisbuc (II)

A raíz de los comentarios en un artículo anterior, y pensando un poco más en el asunto, lo del Facebook me gusta todavía menos.

Se reservan el derecho de completar la información sobre ti recopilándola en prensa en-línea, blogs y otras posibles fuentes (a quien no le entre un escalofrío, que levante la mano; a mí me entra).

No sé qué pasaría si, por poner un ejemplo, eBay se fusionara con Facebook. No quiero soltar un rollo sobre data mining y las cosas que se pueden sacar de ahí.

Estos datos sobre perfiles de consumo, en España, según las leyes sobre protección de datos de carácter personal, son de nivel medio, lo cual plantearía toda una serie de exigencias y responsabilidades legales sobre esos ficheros. Pero las condiciones de uso establecen que los ficheros se almacenan y procesan en USA. Ese paraíso de las garantías constitucionales y el habeas corpus.

Si pudieras mantener el anonimato, sería difícil que te encontraran tus amigos, pero al menos la decisión sería tuya. Pero es que las condiciones de uso de Facebook establecen que debes introducir tu nombre real; no puedes disociar los datos. No digo que no puedas engañar al chisme y acabar metiendo un nombre ficticio, pero... estarás incumpliendo las condiciones de uso.

Creo que la información que ponemos en Facebook es de la más sensible que hemos puesto jamás en la red. Lo de los seis grados de separación es muy chachi para ver qué distancia tienes con Carl Lewis, pero también es fácil ver qué distancia tienes con cualquier persona incómoda para cualquier régimen. Sí, señores: en muchos sitios (España incluida) se acusa a gente de cosas que luego no son delito, o resultan ser falsas. ¿Tienes amigos argelinos, o palestinos, o vascos, o cubanos? ¿Muchos? ¿Tienes muchos amigos en redes de homosexuales, o relacionados con Amnistía Internacional? Pues vete a saber en qué acaba la cosa.

Otra objeción. En esta lucha que tenemos por información abierta, estándares, creative commons, independencia de la plataforma... resulta que la información más sensible que hemos puesto jamás en la red la ponemos en manos de una empresa estadounidense, dueña de una aplicación propietaria. Una empresa que tardó bastante, bastante tiempo en sacar una versión en español de la interfaz de usuario, y que a fecha de hoy todavía tiene la política de privacidad mal traducida (o sea: por lo que a mí respecta, una empresa escandalosamente chapucera). Cuando hoy en día no aceptamos un reproductor de canciones (que minimizaremos y no miraremos durante horas) si no tiene skins, aceptamos una interfaz inusable y rígida. Sí, desde mediados de 2008 (¡2008!) hablan de código abierto, pero no lo acabo de ver claro.

El correo-e ya es un riesgo, y podemos estar seguros de que hay entidades que lol vigilan, pero bueno, aún puede uno ser relativamente libre respecto a cuentas y servidores, o incluso usar cuentas de usar y tirar. Si me dijeran que debo dejar de usarl y cambiar a un medio de mensajería totalmente centralizado en manos de una empresa, que se rige por leyes estadounidenses (insisto), y que me obliga a dar mi nombre real, los echaría a tomar por el sitio menos pensado. No quisimos MSN porque no queríamos navegar por los canales que decidiera Microsoft, ¿no? Ponemos verde a Google por cada mínimo desliz, ¿no? Y ahora ponemos el cuello en la guillotina tranquilamente, con esta gente que salvo tener masa crítica no ha hecho nada para ganarse nuestra confianza como clientes.

Puede que la idea de centralizar las noticias de tus amigos no sea mala; no lo es. Pero todo lo que hay en Facebook ya estaba inventado. ¿Dónde están el RSS, la mensajería instantánea y el correo electrónico? ¿No se puede hacer esa aplicación centralizadora con esas bases, realmente abierta, y que cada cual se la instale como y donde le dé la gana, o la use desde el servidor que prefiera? ¿Esto no se trataba de descentralizar, abrir y evitar monopolios? Hay otros proyectos en esa dirección; tampoco es que me den muy buena espina, la verdad, pero no había ni oído hablar de ellos.

Me da la impresión de que a una horda de adolescentes inconscientes y cotillas les colocaron Facebook (como les colocaron un buen día que llevar los pantalones caídos era guay), y a partir de esa masa crítica, hemos ido detrás todos los demás, sin pensar si queremos o no.

4 comentarios:

Kalvy dijo...

Hace escasas semanas estuve mirando para hacerme una cuenta de Facebook, pero en cuanto me leí la política de privacidad y las condiciones de servicio salí de allí huyendo.

Ciertamente utilizo otras páginas como Gmail cuyas condiciones de servicio no es que me emocionen especialmente... Pero las de Facebook me gustaron aún menos si cabe, y como tampoco es que necesitase la cuenta realmente pues...

Así que me dio por investigar si había alguna red social libre y que ofreciese un mínimo de confianza. Y me encontré con Insoshi y Elgg, que (creo) son básicamente lo que tú preguntabas: aplicaciones que puedas instalar donde te dé la gana para hacer una red social.

No tengo ni idea de cómo se comparan a Facebook en cuanto a características ya que nunca usé ni aquellas ni ésta, pero al menos aquí si falta algo te lo puedes implementar, que para algo son libres ;) (AGPL en el caso de Insoshi y GPL en el de Elgg. Mejor elección la de Insoshi considerando que es una aplicación web, sin duda).

No encontré, no obstante, servidores con ellas ya instaladas en los que poder registrarse. Aunque tampoco es que haya buscado mucho.

Aunque claro... incluso si los hubiese no serían molones, porque no son feisbuc ni tuenti, que son los buenos ;)

darioa dijo...

Por matizar un poco, en lo de ibarreche y pachi lópez si no entendí mal los jueces no entraron en el fondo del asunto (si era delito o no). Se sobreseyó porque sólo había acusación popular y necesitaría acusación de la fiscalía ("doctrina Botín").

Sergio dijo...

Eso mismo entiendo yo, Darío, creo que se entiende claramente en la noticia de La Vanguardia que enlaza Guti al respecto. Por cierto, por lo que parece sólo dos de los tres magistrados entienden ajustada a derecho la "doctrina Botín". Yo, como sabes, soy lego en derecho, y en particular de derecho procesal lo único que sé es que es una cosa abstrusa y que la mayoría de las veces atenta contra lo que a los comunes mortales que no estudiamos en la Facultad de Derecho nos parece de sentido común. Aun con esos condicionantes, te diré que mi modestísima neurona no entiende el artículo 782.1 de la LEC (antiguo 790.3) como la mayoría de 2 contra 1 del Tribunal que juzgaba a Patxi, Ibarretxe y Rojo (será que además de informático soy analfabeto funcional si no lleva asteriscos ni pone void ni se refiere a punteros), y que, aunque lo dijera, uno, modestamente, cree que dejaría a efectos prácticos sin valor el artículo 125 de la Constitución, y que cabría la cuestión de constitucionalidad. No por este caso, que en mi opinión debió ser sobreseido mucho antes de llegar a la vista oral, sino por muchos otros en que se ha aplicado esta doctrina y que sí creo que deberían haber continuado, in primis el de las cesiones de crédito del Santander, que fue la originaria madre del cordero ( por cierto, tengo entendido que a pesar del sobreseimiento de la causa contra D. Emilio por fallecimiento del acusador particular, se abrió una pieza separada para continuar el procedimiento contra algunos titulares de cesiones de crédito, lo cual hace la doctrina aún más "graciosa" - es un decir, no le veo la gracia-).

Sergio dijo...

Acabo de facilitar un enlace a esti post y al correspondiente número I como bibliografía básica sobre los riesgos para la intimidad y el cumplimiento efectivo de los derechos reconocidos en la LOPD española, espero que no te importe ;)

Si ves que tu número de visitas aumenta y te animas a poner publicidad y sacar unes perruques avisa que igual sería conveniente que negociásemos sobre comisiones y eses coses :-P

Entre tanto, de momento me sirve de sitio de lectura placentera, de información útil que a veces no veo en otros laos, y de opiniones que me suelen gustar, y que, esté de acuerdo con ellas o no, además, también sirven para mantener agradables debates que encuentro que me aportan más cuando termino de trabayar que mirar pasivamente pa la caja tonta.

Saludos y feliz día.