Testu n"asturiano Los llibros de 2010

Seguimos cola tradición. Equí apunto lo que me paez que lleí'n 2010:

Manual de literatura para caníbales / Rafael Reig
La importancia de llamarse Ernesto / Oscar Wilde
La era del diamante: manual ilustrado para jovencitas / Neal Stephenson
Breve historia del mundo / H. G. Wells
Lo que no vengo a decir / Javier Marías
Inmersión: la vida a bordo de un submarino español / Luis Sánchez-Feijoo López
K-19: la historia secreta del submarino nuclear soviético / Peter Huchthausen
Criptonomicón / Neal Stephenson
Hacia el Polo : relato de la expedición 1893 a 1896 : según el diario de la exploración / Fridtjof Nansen
Manipuladores / Isabelle Nazare-Aga
En el principio fue la línea de comandos / Neal Stephenson
Átomo-Viaje a través del Cosmos subatómico / Isaac Asimov
Niebla / Miguel de Unamuno
Bilbao-New York-Bilbao / Kirmen Uribe
Las partículas elementales / Étienne Klein
Electrones, neutrinos y quarks / Ynduráin
Una breve historia de casi todo / Bill Bryson
Si esto es un hombre / Primo Levi
La peste / Albert Camus
Cosas que los nietos deberían saber / Mark Oliver Everett
Zaragoza / Benito Pérez Galdós
La economía no existe / Antonio Baños Boncompain
El 19 de marzo y el 2 de mayo / Benito Pérez Galdós
La corte de Carlos IV / Benito Pérez Galdós
Desinformación / Pascual Serrano



La fiesta prau, de Xaime Arias, tristemente nun lu terminé. Nun me enganchó.

Sorpreses: La economía no existe, un gran llibru. Gustóme abondo el llibru de Kirmen Uribe. Y lo peor: Neal Stephenson. Dí-y delles oportunidáes, pero anque ye daquién con idegues, y que se documenta, paezme un escritor permalu. Los llibros que lleí tienen una base ablucante, de la que se podía facer dalgo grande; pero Stephenson entama a amontonar escenes, hestories, xente, datos, amestáes una con otra ensin algamar un interés, ensin cuayar el llibru. Valía-y más escribir dalgo muncho más corto y meyor engranáo, más sólido. Ye la mi opinión. Terminar les sos noveles costóme un trunfu, foi un exerciciu de disciplina durísima. Pasaben milenta coses, y por embargu yeren un aburrimientu. Escribir requier oficiu...

Y los cómics:

La tempestad / Santiago García,Javier Peinado
Génesis / Robert Crumb
Lulú: mujer desnuda, primera parte / Étienne Davodeau
Moscas y dragones / Jorge de Juan,Juan Luis Iglesias Roncero
El canto de las estrigias / Corbeyran,Richard Guerineau,Isabelle Merlet
Alicia en Sunderland / Bryan Talbott
El corazón de las tinieblas / Miguel A. Díez,Luis Manchado,Pablo Auladell,Francisco Marchante
Tom Strong's Terrific Tales, volumen I / Alan Moore,Steve Moore,Paul Rivoche,Arthur Adams,Alan Weiss,Jaime Hernandez
Cómo fracasé en la vida / Bertrand Santini,Bertrand Gatignol
Dándole vueltas / Frederik Peeters
Paraíso punk rock bar / Javier Rodríguez
Zot! / Scott McCloud
Mode O'Day / Robert Crumb
Hablando del diablo / Beto Hernández
Inolvidable / Alex Robinson
El resentido : historia tragicómica y romántica para jóvenes y adolescentes / Juaco Vizuete
Breakdowns-Retrato del artista como un joven / Art Spiegelman
Ranx / Stefano Tamburini,Alain Chabat,Tanino Liberatore
George Sprott 1894-1975 / Seth
Café Budapest / Alfonso Zapico
No comment / Ivan Brun
La cuenta atrás-Parte I / Carlos Portela,Sergi San Julián
Pedro y yo / Judd Winick
La joya más preciosa / Marian Henley
La virgen del burdel / Hubert,Kerascoët
Río abajo / Pascal Rabaté
Lobas / Rachel Deville
La madre ardilla / Megan Kelso
La educación de Hopey Glass / Jaime Hernández
Piel color de miel / Jung


Hai munchos interesantes. Prestóme abondo Zot!, y paecióme una obra maestra (percurtia) Cómo fracasé en la vida.

6 comentarios:

R.Holiday dijo...

Enhorabuena Guti,fiu del alma,luego querrás que no te admire tanto,claro.

pd. Volvió la voz,por cierto.
(pa un hobby que me dá tiempo,ye como pa contalo)

mralbizu dijo...

Lamento que las novelas de Neal Stephenson no te hayan enganchado (Criptonomicón en concreto) como me ocurrió a mí.

En cualquier caso, me parece bastante injusto por tu parte descalificar de a su autor de la manera que lo haces sólo porque a ti no te hayan gustado. En mi caso ese torrente de historias aparentemente inconexas me parece realmente entretenido.
Como castigo tienes que echarle un ojo a Snow Crash (a mí ésta sí me costó acabarla, con lo que es probable que a tí te apasione).

En fin, es cuestión de gustos (no haré pública aquí mi opinión sobre el jazz, por ejemplo, porque podríamos llegar a las manos ;-) ).

Guti dijo...

Rose: admirar ¿qué? La inmensa mayoría de lo que leo... lo olvido a los cinco minutos... De hecho, por eso apunto esas listas, porque luego surge aquello de "Coñe, yo leí un libro muy interesante que hablaba de esto, ¿cuál era?"

Albizu: Lo malo es que los dos libros me engancharon a base de bien, pero luego el tío no se sabe dónde quiere ir a parar, y muere de éxito. Primero te engancha, la idea te parece genial, la cosa promete, pero luego empiezas a decir: "vale, sí, pero ¿y qué, y qué, y qué?" Y al acabar el libro la cosa no se arregla.

Creo que sería un buen escritor de historias cortas. Pero una novela que no se sostiene... es una mala novela.

Los autores que no me han gustado después de 3 intentos pueden redimirse, pero sólo con novelas de 150 páginas como máximo. Show Crash, en papel, tiene 440. Tiene que haberte parecido realmente nefasta si pretendes que a mí me interese :-)

R.Holiday dijo...

Admirar la capacidad de administrar tu tiempo de manera tan fructífera,y no hablo sólo de la cantidad de libros que puedas leer,aunque como muestra de esa capacidad es como pa quitase el sombrero.
:)

Victorino dijo...

Viendo tus lecturas acerca de submarinos (títulos que acaban de ser adquiridas para mi lista personal de "próximas lecturas" :) ), aprovecho para recomendarte, aunque quizás ya lo conozcas, el libro «Ataúdes de Acero» de Herbert Werner (uno de los pocos comandantes de U-Boat alemanes que pudo contar la IIGM).

Y sobre Stephenson, a mi Criptonomicón me enganchó desde la página uno hasta el final. Envalentonado por ese resultado, me lancé como loco a por el principio de «El Ciclo Barroco» y se me hizo eterno... Espero que con «En el principio fue la línea de comandos», que tengo en esa lista de "Próximamente en sus mesitas de noche...", me vaya mejor.

Echaré un ojo a tus recopilaciones de años anteriores. Siempre se puede encontrar títulos que añadir a mi lista :-)

un saludo,
V.

Guti dijo...

Victorino: prácticamente todos los libros que leo salen de la biblioteca pública. Esos dos salieron de ahí.

Si quieres comentario sobre alguno, ya sabes.