Texto en español Blasfemia: ¿creías que iba en broma?

Hace un tiempo escribí un par de artículos sobre una ley que se aprobaba en Irlanda sobre la blasfemia. Entonces, quizás pudiera parecer que estaba exagerando, que la cosa no merecía tanta atención.

Hace la friolera de... 32 años, antes incluso de que se aprobase la Constitución, Javier Krahe participó en un corto (tan corto que no llega al minuto) en el que se marcaba un típico argumento surrealista alrededor de un objeto religioso. El argumento no es un ensayo, no hay opiniones, no se azuza a nadie contra nada, no hay odio ninguno. Es un cuento surrealista, más o menos satírico, y ya está.

El vídeo está aquí. Te lo advierto: si tienes una exagerada sensibilidad religiosa, no te estoy pidiendo que lo veas. No lo veas. QUE NO LO VEAS. Si te da por verlo, y eres católico, apostólico y romano, acuérdate de que en todo caso el que va a ir al infierno es Krahe, no tú; todo lo que haga Krahe a ti no te afecta para nada, incluso aunque tus creencias sean ciertas. Y en cuanto a los seres representados en ese objeto (porque al parecer son tres), están muy, muy por encima de un simple chisme de madera o de gutapercha o de lo que sea, y son omnipotentes de sobra (si se me permite el juego de palabras) para castigar a Krahe por sí mismos.

Cocinar un Cristo

Bueno, pues eso es todo. En realidad, es mucho menos que eso; al parecer, en 2004, en "Lo + plus", entrevistaron a Krahe, mencionaron el vídeo, y no lo pusieron entero, sólo fragmentos mientras hablaba. Dado que entero dura 54 segundos, no sé cuánto habrán podido poner en Lo + Plus.

Pues por ese crimen, Krahe puede tener que pagar 192.000 €, y la productora del programa 144.000 €.

¿Quién está detrás de esto? Pues gente que supuestamente lo sabe todo sobre moral y amor al prójimo, sobre poner la otra mejilla, y que tienen como efigie a un perseguido y castigado injustamente. Y además, se supone que también lo saben todo sobre justicia: la cosa parte de un tal "centro de estudios jurídicos Tomás Moro". Me pregunto cómo se puede llamar "estudios" a eso.

Ahí lo tienen: un crimen de 192.000 €. Aunque Krahe saliera absuelto, el caso es que ha tenido que afrontar un juicio, por una causa que se archivó y luego se reabrió... Ya ha pagado condena, aunque sea inocente. Y si encima consideran que no lo es... que prepare 192.000 €.

¿Hay razones o no para preocuparse? ¿Hay o no que sacar de una vez de las leyes esa consideración estúpida a ideas irracionales?

Cuando un obispo sale por la televisión llamando asesino a quien le da la gana, o azuza a media sociedad contra la otra media, o defiende el fascismo, o incita al odio, o cuestiona el resultado de unas elecciones, o lucha por todos los medios contra la enseñanza de la ciencia y de la ética, ¿nos ofende? ¿Causa algún problema real? Y sin embargo, ¿tenemos algún tipo de mecanismo legal para defendernos? NO.

Cuando en un medio propiedad de los obispos se miente, se insulta, se señala con el dedo, se miente, se ofende, se miente, se miente, se miente, se injuria y se miente (cosa que no sólo va contra la ley, sino contra sus propios mandamientos)... ¿alguien tiene derecho a pararles los pies de alguna manera? NO. (Bien se ve que no creen en lo que predican, y se están riendo de los creyentes.)

Cuando Krahe, bufón profesional, cumple con su obligación y ejerce su oficio, y libremente hace una sátira sobre lo que le parece, sin incitar siquiera al odio, y ofrece una película (que, por definición, es algo que uno elige ver o no ver), ¿tienen algún medio quienes tienen creencias sobrenaturales e indemostrables para que sus particulares fantasías personales se traduzcan en hechos legales muy concretos y se castigue duramente a alguien que no forma parte de esa comunidad de creyentes y que de ninguna manera está afectado por sus leyes? SÍ.

El corto de Krahe no se emitió en 1978, porque no pasó la censura. Se emitieron unos fragmentos 32 años después, cuando ya no había censura y habíamos madurado como sociedad...

Ah, no... espera...