Texto en español Mi primer mensaje

Hablando de estas cosas, y volviendo la vista atrás, ¿recuérdas cuál fue la primera vez en tu vida que hablaste por teléfono? ¿O que escribiste un mensaje de correo electrónico?

Yo no recuerdo lo del teléfono, pero sí tengo guardado el primer mensaje de correo electrónico que escribí en mi vida. Fue este:

Asunto: Mi primer mensaje
Fecha: 2 de julio de 1996, 14:23:27
De: Windows/jaime/agustin Para: Windows/jaime/javier

Texto: Este es un mensaje para Javier, a ver si despabila.


Esas direcciones de correo tan raras no llevan arrobas, efectivamente. Este mensaje se envió en la red interna de la empresa en la que trabajaba, cuando empezaron a probar el sistema. Pronto esas direcciones se convirtieron en algo más "normal", y pronto tuvimos salida a Internet.

En ese primer mensaje veo un trabajo excitante, y un contrato indefinido recién estrenado. Un trabajo en el que estaba permitido fumar; de hecho, detrás de mí tenía un compañero fumador, al que aprecio mucho pero creo sinceramente que tengo que agradecer mi asma de hoy.

En el primer mensaje ya hay un amigo, y también está el tocarle las narices a un amigo.

Ya no estamos en esa empresa, ni siquiera en la misma provincia. Aquel contrato indefinido lo dejé yo un tiempo después para irme a otro sitio a trabajar más horas y cobrar menos, y donde nunca llegué a ser fijo tras cinco años. En la empresa se prohibió fumar ¡a causa de una carta mía al comité de empresa! un tiempo después, pero de todos modos, aquel fumador empedernido dejó de fumar por su cuenta, y de hecho se convirtió en un corredor muy notable (cuando a él le pareció, claro).

Por cierto, mi cuenta en Facebook la creé, precisamente, por culpa de ese Javier del mensaje, que me dijo, con su entusiasmo habitual, que aquello era la leche, una herramienta utilísima. Lo probé, y me pareció una caquita de esas que siempre encandilan a Javier.

Y es que el tío, catorce años después, todavía no ha despabilado.

Hay cosas que no las arregla ni Internet.