Texto en español Sí, he copiado, señorita

Esta gente no me da tregua. No he acabado de escribir una sandez, y ya no me resisto a escribir otra.

Resulta que el Partido Socialista de Canarias presentó un documento con "125 medidas" que, en gran parte, era copiado del programa electoral que Ciutadans-Partit de la Ciutadania presentó a las pasadas elecciones autonómicas catalanas. Para mí, en este caso el plagio en sí es lo de menos. Lo importante y grave es que ese plagio da idea de varias cosas:

  • De la seriedad con la que se aborda ese trabajo.
  • De la solidez de las propuestas y su fundamento en una ideología.
  • De la capacidad intelectual y brillantez de las personas a las que se ha encargado ese "irrelevante" trabajo.

Dado que tanto el responsable del equipo, Pi, como el candidato Aguilar leyeron el programa (supongámoslo, por favor) y lo dieron por bueno (¡lo presentaron en público!), cabe colegir que el PSC se parece muuuucho a Ciutadans (o que lo que Ciutadans quiere para Cataluña es bueno para Canarias...)

Esto sirve para que recordemos en manos de quién estamos. Qué medianías intelectuales, qué clase de vagos y tramposos, de irresponsables, de ineptos que no pueden redactar un miserable documento Y llamo esto a quien plagió, no a Pi ni a Aguilar, porque creo que no sabían nada... ¡lo que significaría que no pintaron nada en la redacción del programa electoral que luego deben ofrecer a los ciudadanos! Deberían explicar cómo se confecciona el programa. ¿No hay ponentes, no hay ideas, no hay directrices? ¿Es que simplemente se encarga a un becario y punto? Esta es la categoría de ciudadanos aventajados que dirige el gobierno de toda una Comunidad Autónoma. En este caso, además, hablamos de un partido que quedó el tercero en número de votos y pretende desbancar a otro de ámbito autonómico (Coalición Canaria), que seguro que pregona a todas horas que a los demás partidos no les importan los problemas propios de las islas. Y precisamente en esta situación en la que convendría ser extremadamente cuidadoso... el programa que lo haga el becario.

Y eso que siempre he considerado a López Aguilar una excepción en la clase política, por dos motivos extremadamente relevantes y distintivos: que tiene y demuestra modales, y que es culto. Es de los pocos políticos españoles que he tenido oportunidad de ver hablando para televisiones extranjeras sin dar asquito.

Eso sí, aparte del ridículo que ha hecho Aguilar ante los canarios, hay que admitir que, hablando vulgarmente, los tiene cuadraos:

  • Se ha comido la vergüenza, y ha salido públicamente a dar la cara y decir que sí, que está copiado, que qué se le va a hacer, que el programa de verdad de la buena será súper original y divertido. Hay que agradecerle que no haya hablado de errores informáticos, ni de campañas orquestadas para destruir al PSC, ni de y el PP más.
  • El responsable del equipo que hizo el documento ha dimitido inmediatamente.

Tenemos otro personaje que admite un error, y el elenco queda así: ZP 1, Iñaki Gabilondo 1, Fernando Sánchez-Dragó 1, Juande Ramos 1, Juan Fernando López Aguilar 1.

Por lo demás, creo que en principio merecería perder clamorosamente las elecciones. Pero sé que la gente no vota o deja de votar por nimiedades como un programa electoral plagiado. Viendo otros casos, de hecho, casi merece un ascenso...