Texto en español ¿Fraude electoral?

Me apetece pensar un poco en voz alta sobre el asunto de los impresos de voto por correo que el PP de Melilla pidió reproducir a una imprenta. Sé que si hubiera encargado el PSOE esos impresos tendríamos a Ángel Acebes indignado y a José Blanco enseñándonos papelitos salidos de su impresora para demostrar que todo es normal. Pero bueno, los actores en este caso son los que son.

Respecto a los argumentos del PP, me baso en informaciones periodísticas, porque en su página web no hay nada. Dicen que se obró correctamente:

  • Que encargaron los impresos porque hay escasez de ellos en Melilla.
  • Que lo hicieron para facilitar los trámites al ciudadano.
  • Que cualquiera puede imprimírselos, porque están en Internet.
El primer argumento no me convence. No consta que ningún ciudadano se haya quedado sin impreso porque en Correos tuvieran pocos, pero si ocurriera, lo normal sería denunciarlo, y seguro que la Junta Electoral correspondiente pondría allí los impresos necesarios inmediatamente aunque fuera por helicóptero. Otra cosa es que de repente pidas quinientos... (Pero ni los necesitas ni te los dan, de todas formas.)

El segundo argumento tampoco me convence, porque la ley electoral (artículo 72) y el R.D. 605/1999 de 16 de abril (página de donde Ángel Acebes supuestamente se descargó los PDFs que imprimió y enseñó a la cámara) describen un proceso altamente personal y en el que sólo se prevé tráfico de estos documentos entre organismos oficiales. En cualquier caso, "facilitar los trámites al ciudadano" es algo peligrosillo si se habla del voto. Una de las tareas más indelegables (y formalmente exigentes) que existen es el voto, y así debe ser. Parece que sí que te dan más de un impreso si lo pides, pero siempre en los límites de un uso directo, individual, entre el ciudadano y el organismo oficial (una cosa es que te lleves 5 para tu familia y otra que te lleves 100).

El tercer argumento me parece claramente falaz. Primero, que el formato del impreso no sea secreto no significa que se pueda reproducir (es un impreso oficial). Segundo, lleva papel carbón ("papel calcante", como lo llamábamos nosotros) y parece evidente que si están en Internet no es con intención de que el ciudadano los imprima y los use, como da a entendeder Acebes. Tercero, en Internet hay muchas cosas, que se pueden usar legalmente o ilegalmente. Y cuarto, Ángel Acebes estudió Derecho y sabe perfectamente que las disposiciones legales suelen llevar publicados en sus anexos los formatos de los documentos a los que aluden, sin que ello implique en modo alguno legitimar determinados usos de los mismos.

En mi opinión, los partidos políticos no deberían intervenir de ninguna manera en el procedimiento de votación, con una única excepción: ejercer pasivamente de observadores o interventores, para garantizar la limpieza del proceso. Si los ciudadanos necesitan ayuda para votar, en ningún caso debería proporcionársela un partido político, sino el Estado (creo yo).

Opiniones aparte, me inclino por pensar que lo de los impresos sí que es cuando menos algo irregular (con algunas cosas no se juega) y sí que conviene a la imagen del PP dar explicaciones, que los votantes no hemos recibido.

Pero bueno, ellos son los dueños de su propia imagen.