Texto en español Minipunto para Dragó

Ya vengo diciendo que me parece importante que los políticos y los periodistas, que se dedican a crear opinión (aunque los primeros deberían dedicarse a otras cosas más), rindan cuentas y admitan sus errores. Mejoraría mucho su credibilidad, aunque parecen creer que es al revés. Si confiamos en ellos para juzgar, confiaremos más si sabemos que no nos utilizan impunemente.

Ayer Fernando Sánchez Dragó, personaje que no me gusta en exceso, pidió disculpas por unas declaraciones bastante lamentables. Lo hizo poniéndose unas orejas de burro.

Me fastidia darle el punto por lo de las orejas, porque eso no es más que una forma de llamar la atención, una fachada para salir en los zappings. Un recurso barato. Pérez de Albéniz ya lo comentó mejor que yo. Pero con todo y con eso, pidió disculpas. Así que minipunto para él.

De momento, últimamente he visto pedir disculpas a Gabilondo y a Sánchez Dragó, y admitir un error a Zapatero. Un punto para cada uno. También oímos a Aznar decir que se había equivocado, pero eso no fue ni admitir un error ni pedir disculpas, así que tendrá que intentarlo con más ganas.

Ojalá cunda el ejemplo, aunque sea probablemente pura autopromoción como en el caso de Dragó. Las buenas obras son buenas obras aunque el motivo sea discutible. ¿Acaso no hay mucha gente haciendo el bien para poder ir al cielo?