Texto en español Una frase para recordar (II)

Tocando jazz, normalmente uno o más músicos tienen un espacio para improvisar. Y lo que improvisan se hace sobre la misma base de la melodía del tema; de fondo suenan los mismos acordes. Es normal que se dé varias "vueltas" a la canción mientras uno improvisa, y que no se sepa por adelantado cuántas; según le salga al solista, según le apetezca explayarse más o menos, estará más o menos rato improvisando.

¿Cómo saben los demás cuándo acaba? Por dos vías. Por una parte, y es lo ideal, por la propia dinámica de lo que toca; normalmente percibimos cuándo alguien acaba de hablar, y si el solo está bien hecho, dará una sensación parecida, se notará. Por otra parte... porque mira a los demás músicos y les hace un gesto para avisar :-)

No suele resultar muy difícil continuar con el tema, porque los músicos han estado tocando la armonía, como dije. Pero los solos de batería son más difíciles, porque normalmente los demás músicos se callan; y encima la batería no tiene afinación, uno no oye notas ni armonías, sólo golpes. Es fácil desorientarse (y si el batería toca cosas "rompedoras", no digamos).

Aquí tienes un ejercicio (no es de los difíciles, en realidad): en esta actuación del trío de Adrián Carrio (que merece la pena ver), quédate con la musiquilla, y cuando llegue el solo de batería hacia el minuto 3:15, sigue cantándola mentalmente, y comprueba si darías el toque en el mismo momento que el pianista y el contrabajista. Ellos, una y otra vez, lo hacen al mismo tiempo, a la perfección.



Bueno, pues en cierta clase que me contó un amigo mío, el profesor estaba a la batería. Los alumnos, en el solo de batería, se perdían y no sabían cuándo entrar; en este caso, le pasó al guitarrista. El profesor le dijo que contara los compases. El guitarrista puso la objeción de que contando así no se disfrutaba de la música. Y entonces el profesor le dijo una frase para recordar:

Bueno, entonces te lo digo de otra manera: no cuentes los compases, pero entra a tiempo.


Touché.

2 comentarios:

R.Holiday dijo...

No conté los compases-la primera vez-traté de tirar de oreja con la melodía y entro un compás después de ellos....!!!!
La segunda vez cuento los compases y ...sigo entrando tarde.

Buena frase,pardiez.

(Menuda caña....vaya par de tres ;)

Guti dijo...

Bueno, dije que era un ejercicio fácil pero no tanto, porque en realidad ese golpe lo dan un poco a la contra; no lo dan en el último compás, sino que creo que es en el 4º tiempo del penúltimo. Ese debe de ser el "Tolivia's Groove" :-)