Testu n"asturiano Toros en Cataluña (II)

Por cierto, al filu de lo anterior, y dempués de echar un güeyu a esto de Zabala de la Serna:

Llanto por la fiesta

pocas veces vi una riestra mayor de sandeces, desprecios al catalán, insultos, victimismos, partidismos y tonteríes. Argumentos: nengún. Pero qué se va esperar d'un críticu taurín.

Por cierto, ya tan pensando ganar nel Constitucional lo que nun puen ganar notra parte. Y pa eso van a los dos argumentos de la no-intelixencia: el argumentu de tradición, y el d'autoridá. Quieren usar cites de Lorca (que pa esto nun ye roxu nin maricón) y de Valle-Inclán.

Pues yo prefiero citar a Unamuno. En Niebla, punxo en boca de Víctor Goti les sos propies pallabres; asina que Goti dixo d'Unamuno:

Porque le saca de sus casillas el que digan que nuestro pueblo, sobre todo el meridional, es ingenioso. "Pueblo que se recrea en las corridas de toros y halla variedad y amenidad en ese espectáculo sencillísimo, está juzgado en cuanto a mentalidad", dice. Y agrega que no puede haber mentalidad más simple y más córnea que la de un aficionado. ¡Vaya usted con paradojas más o menos humorísticas al que acaba de entusiasmarse con una estocada de Vicente Pastor! Y abomina del género festivo de los revisteros de toros, sacerdotes del juego de vocablos y de toda la bazofia del ingenio de puchero.

[...] "A un borracho se le puede hablar –me decía una vez– y hasta dice cosas, pero ¿quién resiste la conversación de un jugador o un mujeriego? No hay por debajo de ella sino la de un aficionado a toros, colmo y copete de la estupidez."


Fuerte, pero les reclamaciones... a Unamuno.