Texto en español El debate de Rajoy y Zapatero: no más, por favor

Ayer no vi el debate, más que un fragmento de unos diez minutos; tenía clase y llegué tarde a casa. Me interesan estas cosas, pero resulta que al poco lo quité y me puse a ver otro programa (también de ficción y con víctimas de pacotilla y héroes de pacotilla, por cierto), porque sentía una mezcla tal de vergüenza ajena y sensación de pérdida de tiempo que no podía soportarlo. Aparte de las sandeces que tuve que oír, aquellos dos tipos estaban leyendo lo que traían preparado, en turnos escrupulosos, sí, pero sin contestarse ni esperar contestación de ningún tipo.

Yo tenía la idea de que era necesario que hubiera debates electorales. Pero ayer, en cuestión de minutos, tuve que rectificar. Ahora pienso que no deben hacerse. No sirven para nada.

Me surgió también una vieja pregunta. ¿Qué es ganar un debate?

Y cuando oigo a tanto mentecato analizar la actitud de los candidatos y criticar que no sepan manejar los elementos de la actuación televisiva, me surge otra pregunta. ¿Tiene alguna utilidad para el país esa habilidad? Si voto al que mejor dé en televisión, ¿tendré un mejor gobernante?

Y quien razone y argumente mejor, o tenga mejor oratoria, ¿tiene realmente más opciones de ganar un debate de este tipo? ¿No será más bien al revés? ¿No será que quien juegue limpio tiene la batalla perdida de antemano, con razón o sin ella?

¿Pinta algo un periodista o un medio de comunicación en una pantomima como esa? ¿Están todos los periodistas de España domesticados?

Respecto al análisis del resultado (como si el debate fuera un plebiscito), ¿cuánto cobra por esto un periodista o un analista? ¿Convence a alguien de algo la discusión, si la opinión sobre quien ganó depende prácticamente del partido al que vote quien opina?

Son un espectáculo lamentable, sobre todo por lo que hay alrededor. Una distracción como otra cualquiera. No más debates, por favor.

6 comentarios:

elhefe dijo...

Hombre servir lo que sirve para mucho no...pero bueno si me quedaba alguna duda o algún resquicio en mi cabeza que pensase votar a Rajoy, ahora ya se esfumo. Yo por lo menos saqué esa conclusión. Aunque también decir que no me gustó nada, nada todo lo que rodeó al debate. En eso coincido contigo.

Esfer dijo...

Desde el momento en el que en el debate no se pueden ni interrumpir para puntualizar una cosa (yo creo que es fundamental en algunos momentos para poder llevar una "conversación") tiene poco de debate y muchode monólogos simultáneos.

Yo lo vi entero y sí que me sirvió para saber una cosa: Rajoy va sinc complejos. En el "bloque" de política social sólo habló de inmigración... uniéndola siempre a delincuencia. Hombre por Dios...

ROCH dijo...

Otra reflexión interesante que me suscita el debate es por que este se limitó a los lideres de los dos partidos mayoritarios.

La última vez que lo revise, en España había un buen puñado de partidos. Y lo que los señores Rajo y Zapatero tienen que decirse llevan publicándolo cuatro años en todos los medios, con lo que quien quisiera saberlo, ha tenido oportunidades de sobra.

Probablemente fuera más interesante enfrentar a ambos lideres a sus homólogos de partidos más pequeños.

darioa dijo...

Lo razonable sería que hubiera debates "por ley" en los que participasen todos los partidos con una cuota de votos y/o diputados determinada. Aquí los americanos de EE.UU. nos pueden dar lecciones.

Pero si ya es un problema que debatan los dos más grandes, lo otro queda muy lejos...

Por otro lado, visto lo visto, el nombre es equivocado: "debate" no es una sucesión de monólogos alternos...

El Aprendiz dijo...

Creo que van a hacer otro debate con todas las fuerzas políticas que tienen escaños actualmente, al menos eso había oido.

Lo del debate, Roch me comentó la clave, debe ser que solo leyeron la segunda definición.

Guti dijo...

Elhefe: aunque celebro que contribuyera a que te formaras un criterio, me da que tampoco eras un indeciso...

Esfer: tienes razón, pero me temo que como permitan interrumpir la cosa será aún peor. Será como los debates de Gran Hermano y eso: gana el que más interrumpa. Lo de Rajoy y la inmigración es de traca. No porque la inmigración no implique varios problemas o motivos de preocupación (que los implica), sino porque es evidente que a él eso en realidad le da igual.

Roch: no quise extenderme sobre eso, pero es de verdadera vergüenza. Aparte de que, en general, resulta mucho más interesante oír a los representantes de partidos más pequeños. Sí, Carod, sin ir mas lejos (y lo digo totalmente en serio).

Darío: Ditto...

Aprendiz: en realidad, la concepción de debate que tiene la ciudadanía es la que ha dibujado (cómo no) el Roto.