Texto en español Al público

Hoy ha salido un periódico nuevo, y lo he comprado (más que nada porque no todos los días tiene uno ocasión de comprar el número 1 de un periódico). De mano, no me convence nada esa manía de adscribir ideologías a los periódicos. Sigo pensando que la información y la opinión no son lo mismo, y la ideología tampoco, y que ya, ya sé que no se pueden separar al cien por cien, pero se puede llegar a un grado razonable de rectitud e integridad. (Por otra parte, al soltar los 50 céntimos me encontré sin comerlo ni beberlo con un DVD de regalo, la película Los lunes al sol; gran película, a fe mía, de las que tocan la fibra sensible si uno la tiene).

Tal como está el periodismo, que alguien diga que está un poco harto de bazofia y se lance a crear un medio con una cierta vocación de honradez y celo profesional es algo grande. No soy tan ingenuo; ya sé que el dinero o el poder no entienden de honradeces, y que además una cosa es empezar bien y otra distinta mantenerse (véase lo que ha ocurrido con El Mundo, aparte de que estos aún no sé siquiera si empiezan bien o no). Ya sé que las acciones, como muchas personas, se compran y se venden, y las... ejem... líneas editoriales cambian.

Pero hay una cosa a favor de este periódico. En él va a escribir bastante gente a la que yo ya leía antes, y no porque siempre me dijeran lo que quería oír (que en algunos casos más bien no), sino porque son de los que me han enseñado a desconfiar y a ser crítico, con ellos mismos en primer lugar. Me han enseñado algunas cosas sobre el periodismo que admiro. Y están ahí. Mientras los dejen hacer lo que quieren hacer, quizás durante unos meses, o incluso unos años, puede que merezca la pena leer Público en lugar de otros panfletos. Puede que tengamos un periódico que nos enseñe las fuentes, que ponga en duda los rumores, que admita errores, que cuente la verdad. Puede que tengamos un periódico, simplemente.

O puede que no.

Pero si me atrae Público no es, desde luego, por supuestas ofertas ideológicas o generacionales que me traen bastante al fresco. Es porque promete no tener sección de astrología. Ni editoriales. Y al menos en principio parece que no está hecho por becarios mal pagados. Son esos detalles los que me gustan, pero tampoco me hago ilusiones. No sé. Ya veremos.

Hablando de exponer cosas al público, hoy en El País aparecen unas supuestas actas de la conversación entre Aznar y Bush el 22 de febrero de 2003. Lo positivo es que se nos presente (aparentemente) un documento que podemos leer y juzgar nosotros mismos. Lo negativo es... que no me lo acabo de creer. Se supone que lo escribió Javier Rupérez, pero no explican bien de dónde sale tal documento, y sobre todo no me acabo de creer que las conversaciones entre dos presidentes de gobierno para invadir un país transcurran en esos términos. Aun así, El País se aferra como clavo ardiendo a un par de detallitos nimios para escandalizarnos, como si fueran algo nuevo. Po fale.

8 comentarios:

El Aprendiz dijo...

Vaya, yo quería comprarlo, pero por la mañana leí que se había agotado y pensé que no habría...

Mañana trataré de no perdermerlo. Por cierto, no has comentado que tal está. ¿Parece un poco mejor que los que hay hasta ahora?

Esfer dijo...

Me pasó como a el aprendiz :-(.

Sólo he leído un par de noticias en la web y al menos no he encontrado faltas tipográficas o de ortografía (que últimamente en el País digital mete miedo :-S).

El periódico tiene muchos puntos. Para empezar a Escolar.

Luego hoy, por primera vez en un periódico español, han dicho que el intercambio de archivos no constituye un delito en España si no existe ánimo de lucro. ¿Dónde vamos a llegar? ¡Un periódico que intenta informar en vez de meter miedo!

Guti dijo...

Yo lo vi a media mañana (más bien tarde, después de las 12:00 seguro) en una librería en Pérez de la Sala, y había bastantes ejemplares aún.

Respecto a qué me parece el periódico, pues así en principio está bien, parece de buena calidad... Es en color, y tiene bastante información (todavía no he podido leer ni la mitad :-) pero sería muy osado emitir un juicio echando un vistazo a un número. Sí puedo decir eso, que no parece un folletinito de curiosidades variopintas para entretener a los seguidores de "Cuarto milenio", sino que parece un periódico de verdad con información de verdad.

Veremos cómo va la cosa...

Anónimo dijo...

Empieza muy muy mal.

Un periódico cuya campaña de márketing se basa en recalcar su ideología barata y demagoga como gancho no es un periódico es un planfleto, se disfrace de lo que se disfrace, y diga lo que diga.

Y los que lo alaban(ais?) se ponen en su sitio ellos solitos y su capacidad critica que tienen.

Para informarse, si realmente se tuvieran los "ideales" de los que presume el periódico tan modennos, no sacarían edición impresa, por principios, de esos que presumen pero de los que carecen, empezando ya por ahí.

Primer punto manipulativo: La tirada fue mas corta de lo que tienen previsto como normal para poder luego vender el titular de "agotado".

Y es curioso que la caterva de directivos que se ha decidido a sacarlo a la calle esperasen callados como putas a que -el padrino- don Jesus (el exfranquista reconvertido a sociata) estuviera muerto y bien enterrado.

Que os infommeis bien, para todo lo demás siempre os quedaran las pancartas made in ferraz.

Guti dijo...

A ver, anónimo. Te voy a explicar algunas cosas.

Hoy abunda en España la gente que cree que tus formas al tratar la cuestión son las únicas adecuadas. Pero por si no te habías dado cuenta, esto no es ni la COPE, ni el programa de Curry Valenzuela, ni una tertulia de Dolce Vita. Así que aquí, por si no lo sabías, tienes al menos DOS estilos posibles.

Uno es el que te ha salido. No poner nombre (ni siquiera ficticio) y luego lanzarse a soltar juicios de intenciones, insultos y maniqueísmos políticos que no vienen a cuento.

El otro, que te informo de que también existe, es razonar las cosas con respeto, y decir lo que uno piensa sin necesidad de encasillar ni ofender al que piensa otra cosa. Pero bueno, has elegido el tuyo, y como todos sois bienvenidos, te voy a responder al comentario tal como lo has puesto.

"Barata y demagoga" son calificativos tuyos, que no apoyas en nada más que en tu punto de vista. Enlaza aquí los anuncios a los que te refieres y explica dónde está la ideología, o la demagogia. (Sobre las ideologías "baratas", por cierto, ya hablé otra vez, casualmente con otro anónimo, y a lo dicho me remito, séptimo párrafo de la referencia.)

Respecto a la capacidad crítica, debe de ser que no soy un ciudadano decente ni un español normal, o algo así, pero no alcanzo a ver la deducción que haces sobre la capacidad crítica de quien diga que el periódico le ha gustado (bueno, no; para ser exactos, de que el primer número del periódico le ha gustado). Eso ¿ya descalifica a uno como un tonto sin remedio? ¿Sin esperar a leer más ejemplares? ¿Tan clara está la cosa?

Eso de la edición impresa y los principios, ¿me lo elaboras un poco más? ¿Debo deducir, entonces, que periódico que saque edición impresa, periódico que no tiene principios?

Respecto a la tirada, ¿trabajas en alguna rotativa? ¿Cuánto sabes de tiradas y de puestas en marcha de un periódico? ¿Deben sacar el primer día, cuando no saben lo que van a vender, una millonada de ejemplares para tirarlos? ¿Cómo encaja esto con el misterioso punto anterior sobre los principios? Por cierto, la primera tirada de Público fue, creo, de 250.000 ejemplares; la primera de El País (cuando no había Internet, y sólo había edición en papel, y la competencia creo que era menor) fue de 180.000.

¿Por qué a los directivos los llamas "caterva"? ¿Sabrías decirme sus nombres? De todos modos, ¿qué fuente telepática te ha permitido llegar a conocer las intenciones reales de un grupo de personas al elegir la fecha de salida de un número de un periódico? ¿Sabes cómo iba la puesta en marcha, las relaciones con sus proveedores, la contratación de personal, la mercadotecnia? ¿Me explicas entonces, si estaban las máquinas paradas esperando a que palmara Polanco, por qué el primer día el sitio web tardó bastantes horas en funcionar?

Y sobre todo, anónimo, ¿a qué cojones viene, con perdón, esa alusión a las pancartas de Ferraz?

Guti dijo...

Se me olvidó poner otro dato: 250.000 ejemplares es más de la mitad de la tirada media de El Mundo, y cerca de la mitad de la de El País. Como estrategia "conservadora" para que se agotase todo, los de Público le han echado valor, ciertamente.

Anónimo dijo...

Lo importante es lo que se dice, no quien lo dice, no busco protagonismo ni nada, asi que no veo necesidad alguna de firmar ni siquiera con un pseudónimo.

"Barata y demagoga", si, populista, llamale H, centrar el spot publicitario del rotativo en todos los lemas de las pancartas (de un bando, aunque bien podría ser el otro) más vistos en los ultimos años, es ser demagogo. Es decir: mira vamos a hacer el periódico de los pancarteros.

¿Que los lemas de la pancarta venden?

Pues hagamos un periódico basado en los lemas de las pancartas.

Que seguramente será económicamente muy rentable, nadie lo pone en duda, pero deja muchísimo que desear desde un punto de vista crítico.

Vamos a hacer el periódico de "los nuestros". Eso es en mi pueblo se llama sectarismo.

El deber de un diario (¡parece mentira que tengamos que recordar esto!) es INFORMAR, simplemente eso, contar las cosas(relevantes) como han ocurrido, no posicionarse ideológicamente.

¿Hace falta seguir?

El asalto al grupo prisa a degüeyo, perpetrado tras la muerte de il padrino (no solo es el periodico este, sino los tejemanejes de milikito en la sexta con el futbol y más cosas) no deja de ser sospechoso por poco mal que se piense y se hagan cuadrar las cosas, el órdago de hace unos meses (antes incluso de conocerse el estado de salud del exfranquista reconvertido) por parte del grupo Murdoch a Prisa debería darte alguna pista sobre todo este apurón por clonar a Prisa a toda prisa, es una teoría que lleva rondando por internet meses.

http://blogs.20minutos.es/arsenioescolar/post/2007/05/02/ay-si-murdoch-lanzara-opa-sobre-prisa-

Guti dijo...

Iba a firmar como anónimo yo también, para que cualquiera que leyera esto se armara un lío y vieras qué bien funciona tu teoría de no buscar protagonismo. Que no es cuestión de protagonismo, hombre; es cuestión de poder seguir tus comentarios, hoy u otro día. Iba a decir que es cuestión de educación, pero bueno, allá tú.

Con lo de pancarteros no sé bién a quién te refieres. ¿A los Guerrilleros de Cristo Rey, a la AVT, al PP, al Foro de Ermua, a la CONCAPA, a la Conferencia Episcopal? Concreta un poco más.

Respecto al supuesto sectarismo del que hablas, quizás sea tu sentido crítico el que falla. Si Público fuera un periódico sectario y utilizara ese sectarismo como base de sus ventas, tal como está el panorama periodístico en España eso convertiría a Público lisa y llanamente en un periódico más. No sé cómo lo ves tú, pero no tendría ni más ni menos elementos en contra que el resto. Uno más. De hecho, si alardeas de espíritu crítico, tendrías que estar contento, ya que celebrarías que hubiera una pieza más del puzzle.

O eso, o cantar a coro conmigo cuánto te asquea la prensa española en general, cosa que yo hago aquí con mucha frecuencia. Pero parece que el periódico que te molesta es este. A menos que hayas escrito algo al respecto antes, pero claro, como firmas como anónimo... no lo sé.

Respecto a PRISA y Murdoch, no te equivoques; en ese caso no estamos hablando de periodismo, sino de empresas capitalistas típicas que se dan de hostias por interés económico. Ya he leído algún que otro tocho sobre esos tejemanejes, cambios de chaqueta, jugarretas y puñaladas traperas. El afán de los ricos por ser más ricos me aburre tremendamente, y para mí son todos iguales. Me trae al fresco, en general, y lo que hace esa gente en ningún caso depende de lo que esté bien o esté mal, sino de lo que más les llene el bolsillo. Por tanto, me es indiferente a la hora de discutir si un periódico es mejor o peor.

Se escribe "degüello" (sin ánimo de ofender, pero como lo importante es lo que se dice, y no quién lo dice, ya de darás cuenta de que no hay nada personal en esta corrección).