Testu n"asturiano Cómo se fai un telediariu

Pémeque, anguañu, la industria'l entretenimientu nun entretién, y los medios d'información nun informen. Pero los medios d'información entretienen, vaya que sí. Ayeri quedé plasmáu un ratu delantre la tele como un pazguatu... col telediariu.

Va munchu tiempu que tengo verdadera curiosidá por cómo se fai un telediariu. Quiero dicir... Va. Pongamos que yo trabayo nel telediariu de les nueve, esi programa que ven millones de presones y que marca un pocoñín la vida de toos. Esi, esi programa que pue echar abaxo a un gobiernu; esi nel que un minutu val más que ningún otru minutu de publicidá; esi que, pa muncha xente, decide cenciellamente lo que esiste y lo que non esiste. "Salió nel telediariu", dicen. Esi programa que se alimenta de la realidá, pero tamién certifica la realidá y la alimenta.

Y entós entro a trabayar, ficho, y... supongo que hai que escoyer qué noticies salen. Y axúntome colos mis collacios, y decimos: "Güey pasó esto, y esto y esto. Vamos falar d'esto. Fulanito, ¿qué tienes pa deportes?" Etcétera. Nun sé, digo yo que podría ser daqué semeyo a esto. Y nel maxín veo el mi esmolecimientu, el pruyimientu, la responsabilidá de escoyer lo que voi dicir a toes eses presones ca día.

Si eso ye asina, entrúgome munches coses, la principal: ¿Cómo coyones s'escueyen delles noticies que salen nel telediariu? Y si se fai así como camiento, ¿cómo pue desplicase que un día sí, y al otru tamién, salgan les mesmes noticies nun telediariu y nel otru? ¿En toes les cadenes lo mesmo?

El exemplu de ayeri ye perbuenu. Resulta que, mentantu toi sentáu na mesa pensando'n cenar, diz el telediariu que nun colexu de Zaragoza hai polémica porque el colexu decidió nun celebrar esti añu el festival de navidá.

Cuandu soy a pesllar la boca y reacionar, entrúgome: ¿cómo ye posible que una cosa como esta ocupe unos minutos preciosos nun telediariu? Podría creeme que eso saliera na información llocal d'un periódicu rexonal na edición de la comarca; nun sé, si pasara esto nel Santiago Apóstol de Mieres, y saliera en La Nueva España edición de les cuenques, valdríame. Pero... ¿nun telediariu? Dexando aparte a los padres y a los neños...

¿A QUIÉN COYONES-Y IMPORTA SI VAN FACER FESTIVAL DE NAVIDÁ PA LOS NEÑOS NUN COLEXU DE ZARAGOZA?

La noticia que punxeron detrás nun ye pa menos. Resulta que despliquen que hai una empresa (de abogáos y xente semeyo, camiento) que tramita divorcios. Y pués facer dellos trámites con ellos por Internet, y paez que son más rápidos y más baratos que otres empreses. Nun ye que me paeza mal qu'esista esi negociu, y nun niego que pue tener dalgún interés, pero... ¿cuántes empreses hai en España que tengan hestories igual d'interesantes?

¿DE QUIÉN YE AMIGU EL XERENTE DE ESA EMPRESA PA QUE-Y LA SAQUEN, NA MENOS, NEL TELEDIARIU DE LA TELEVISIÓN PÚBLICA?

Y digo tovía más: ¿pue algamase eso pagando? ¿Tan en venta los telediarios? Si lo tan, polo menos teníen que decínoslo. Porque nun pueo entender d'otra manera que saquen a los inventores, cantamañanas o vendemotos que saquen delles vegáes vendiendo'l so productu (siendo la mitá de les veces una tontería suprema, magar se den la importancia que se dan).

Y lo que me pon ya de mala hostia, falando mal y pronto: ¿por qué coinciden los telediarios de toles cadenes nes mismes peyeyáes? Si un día tontu ta ún viendo un telediariu y dió-yos por falar d'un pueblu, pongamos por casu, de Cuenca, nel que curiosamente casi toos viven de facer chocolate (por inventar daqué)... resulta que esi día tolos telediarios de toles putes cadenes falen del pueblu de Cuenca. Y esi pueblu ta ellí tol añu; nun me paez mal que se fale d'él, pero pue falase d'él lo mesmo un día que otru. ¿Por qué ye noticia un buen día pa toles cadenes?

Son coses que nun algamo a entender. ¿Qué pensaríen Hildy Johnson y Walter Burns, de Primera plana, o el maraviyosu (salvo que yera fumaor) Edward Murrow de Buenes noches y buena suerte, sobre to esto? ¿Qué pensaría, en particular, Murrow si supiera que cuandu hebía un monopolio de televisión estatal qu'emitía namás unes poques hores al día hebía meyor televisión, menos anuncios y más puntos de vista qu'anguañu con tropecientes cadenes priváes compitiendo, cuandu hay munchos más anuncios, pensamientu únicu y una calidá de mierda, eso sí, emitiendo tol día?

5 comentarios:

darioa dijo...

Pues desde luego que el trabajo profesional bien hecho, el esfuerzo por la noticia, etc. cada vez brillan más por su ausencia.

No hacen más que copiarse unos a otros, incluyendo las noticias intrascendentes.

Por ejemplo, lo del divorcio express por Internet, al día siguiente de salir en el telediario era "noticia" en el Qué, ese gran "diario". No es la primera vez que pasa. Me los imagino en su "redacción" pensando "A ver qué tontería ponen en el telediario de hoy, que mañana hay que rellenar hojas...".

El nivel del periodismo está bajando hasta cotas insospechadas. Cuando tenga algo de tiempo escribiré algo sobre una noticia de Antena 3 y la "excelente documentación" que hicieron sobre el tema...

boronat dijo...

pa mi entender ye cosa de les axencies de prensa, que dan-yos les mismes tonteríes a unos y a otros. igual un telediarui faese comprando les noticies.

Guti dijo...

ye cosa de les axencies de prensa

Ensin dulda, daqué d'eso hai, y paezme normal en periodicuchos pequeños. Pero nun entiendo que seya así colos telediarios, que tienen xente y medios asgaya.

Qué se va facer...

luigi dijo...

Creo que va todo un poco ligado a la espectacularización de los medios de comunicación. Por desgracia los terremotos, atentados o suicidios masivos, ya no son noticia y meten la morraya esta que dices.
Se echan de menos los telediarios de Urdazi o los comentarios de Carrascal, por no decir del programa de Jiménez Losantos; programas de humor, sobre la vida cotidiana, contados con ese sarcasmo que sólo ellos tienen (me río mucho oyendo, que no escuchando, a Federiquín)
Ahora mismo, en materia televisiva, me quedo con la Paramount Comedy, que como mucho, te meten el "Tele-compring".
Un saludo.

Anónimo dijo...

Hombre, yo gracias a lo que leí en el Que me di cuenta que me podía ahorrar mucha pasta si hacía mi divorcio por Internet y acabé encontrando la web por la que ahora estoy tramitando mi divorcio de mutuo acuerdo.
La web con la que he comenzado se llama "me divorcio y punto com" (www.medivorcioy.com) y el servicio que me están dando de momento es mejor del que me podría esperar si lo hubiera hecho por persona.
Al menos que el Que "copiara" esta noticia a mí me sirvió de algo.