Texto en español Loli y los toros

Bueno, pues ya está.

Hombre, no se puede pedir que haya decisiones concretas sobre nada, tan pronto y cuando todavía no se es presidente. Loli nos va a sacar de la crisis, eso está claro, es la que más sabe de todo. Es licenciada en todología. Hace las cosas "como dios manda", "con sentido común", "como todos los españoles piensan", y así. Sin embargo, en realidad no puede decir nada de lo que hará, porque no sabe cómo están las cuentas públicas, a pesar de que sean públicas. Es una genia del dinero y la gestión, pero no tiene ni puta idea qué es lo que va a gestionar. ¿Cómo sabe entonces lo que hay que hacer, cómo tiene el cuajo de criticar a Maripili y decir que es una inútil? Ah, amigo. Loli es mucha Loli.

No hay decisiones concretas, pero una cosa sí te voy a decir: volvemos a poner toros en TVE. No toros, que esos ya salen en la 2; digo, eso de clavarles cosas.

Coño, cómo no. Es lo que más preocupa a los españoles, lo más necesario, lo más urgente, ¿cómo no lo vamos a hacer? Eso sí lo tenemos requeteclaro. Volverán las subvenciones a la tortura de animales, que para eso sí hay dinero y espacio en la televisión pública, y en horario de protección infantil. ¿Cómo vamos a permitir que nuestros niños crezcan en la tolerancia con los maricones, que llevaremos al Constitucional si hace falta, pero crezcan sin habituarse e insensibilizarse ante el toreo?

Sí, el artículo me está quedando un tanto crítico, un tanto incisivo. Qué pena que se limite a constatar hechos reales y objetivos; qué pena que no esté hablando de dimes y diretes, ni de acusaciones falsas, sino de lo que públicamente afirman y hacen los criticados.

Se me ve el plumero, ¿a que sí?

Mi plumero es que respeto a los homosexuales, y que no soporto el maltrato evitable. Eso es todo.