Texto en español Por fin, el ridículo

Este blog empezó con la entrada 1, el 1 de enero de 2006. No soy muy viejo, pero tengo unos cuantos años, y no había conocido un país en el que pudiera moverme libremente sin que alguien me introdujera a la fuerza una sustancia cancerígena e irritante en los pulmones. El 1 de enero de 2006 fue un día muy grande.

Es verdad, hay que reconocerlo, que ha habido otros efectos negativos de aquella ley: que la hostelería se ha hundido y desaparecido, que los restaurantes están completamente vacíos, que las oficinas no funcionan, que ya no sale nadie por la noche, que ya no queda ni recuerdo de lo que era una discoteca, que la gente ya no puede relacionarse ni comunicarse, y que se han abierto las cataratas del cielo y ha llegado el llanto y el rechinar de dientes, el Apocalipsis. (¿O... no?)

Y hoy, 2.119 días después, la entrada 900 de esta sarta de chorradas coincide con la noticia, ayer, de que ETA "abandona definitivamente la lucha armada" (o eso dice).

En todos mis años, hasta hoy, no había conocido la sensación de que hay motivos para tener una esperanza cierta en que el marido de una agente de la guardia civil que sale a hacer su ronda no se quedará temiendo una llamada a media mañana, a una hora inusual.

Es verdad, hay que reconocerlo; igual los asesinos se arrepienten y vuelven al trabajo, igual algunos testarudos forman una franquicia, igual hay problemas para quitarles a todos todas las pistolas, igual no se disuelven y se siguen reuniendo para recordar los viejos tiempos y clavar dardos en una foto de Zapatero, igual se abren las cataratas del cielo y llega el llanto y el rechinar de dientes y el Apocalipsis.

Pero el caso es que en muchos miles de hogares el Apocalipsis ya había llegado. Y la noticia es que en muchos hogares, que ni siquiera lo saben, el Apocalipsis iba a llegar un negro día, y ahora esa sombra se aleja. Bastante.

Queda la serpiente, ya lo sé, pero al menos se guarda el hacha. También en 2006 no quedó todo resuelto, y hubo que esperar un tiempo para desterrar definitivamente ciertas guarrerías; pero fue un gran comienzo. Así que hoy es un gran día. La hostelería... ya veremos en qué acaba.

Ayer, en caliente, escribí sobre el disgusto que algunos se habían llevado. Seguramente sonó mezquino, gafe, pesimista. Ojalá fuera así. No voy a citar a la decepcionante Rosa Díez de ayer, sólo voy a apuntar, a modo de archivo, los titulares de los periódicos de hoy.

Abc: ETA ni se disuelve ni entrega las armas
La Gaceta: Mil asesinatos después, ETA ni se disuelve ni entrega las armas
La Razón: ETA cesa su actividad armada sin entregar las armas
El Mundo: ETA alardea de sus asesinatos y emplaza al gobierno a negociar
El País: El fin del terror
El Periódico: ETA claudica
La Vanguardia: ETA deja las armas
Público: Agur, ETA
Gara: Un nuevo tiempo para Euskal Herria

¿Cuál te gusta más? Para mí, el que se ha superado a sí mismo es El Mundo. Pero ya verás, veremos, cosas más insólitas. Al tiempo.

Una cosa tan absurda, estúpida y bruta como el terrorismo sólo puede acabarse con una serie de ingredientes: la amargura, la tristeza, la rabia de recordar todo el sufrimiento absurdo e irracional que se ha causado. Pero otro ingrediente necesario de tal sinsentido es... el ridículo. Mucho ridículo y vergüenza ajena, con muchos actores.

Centrándonos en esta banda de matarifes, resulta que después de perder su demencial partida, deprisa y corriendo se montan un paripé, una "conferencia de paz" de la Señorita Pepis, y vienen Kofi Annan y otras cuatro estrellas de la NBA, dicen unas cuantas obviedades como que no hay que matar ni secuestrar a gente por muy mal de la chaveta que esté uno, y entonces a los pintorescos de la boina se les enciende una bombilla y dicen algo como "ahívalahostia, qué gran descubrimiento, esta declaración de enorme trascendencia abre las vías para la iniciación de un proceso que permita superar el actual marco jurídico político para iniciar pasos decisivos hacia la resolución del conflicto y de una situación de sufrimiento de manera que pongamos las bases de un escenario. Joder, qué gran idea, un escenario. Eso no se nos había ocurrido, hombre, así sí. Gracias, Kofi, gracias, Gerry. ¿Veis, España, Francia, cómo no era tan difícil? Esto es lo que hemos pedido nosotros toda la vida, que se reunieran Kofi y Gerry, y nos hemos salido con la nuestra. Así que, hale, ahora que hemos ganau, riau, riau, dejamos la lucha armada".

Es verdaderamente patético. No sé cuántos descerebrados se creerán esa pantomima tan burda y tan triste. Supongo que sus familiares menos inteligentes.

Ojalá esta payasada hubiera tenido lugar antes de López de Lacalle, de Ortega Lara, de Fernando Buesa, de Isaías Carrasco, de Gregorio Ordóñez, de Jorge Díez Elorza, de Joseba Pagazaurtundúa, de Margarita González Mansilla, de la primera extorsión... o de su primer asesinato, el de Pardines, en 1968.

En fin, hoy es un gran día. Hoy ha entrado un poco más de luz por la ventana. Hoy ha llegado esa escenificación ridícula que he esperado y deseado con tanta fuerza durante toda mi vida. Así que no hablaré de otros ridículos y vergüenzas ajenas.

Ojalá pueda escribir la entrada 1800, dentro de otros 2.119 días, riéndome de los agoreros y recordando este día.

Pero por ahora, feliz entrada 900.

3 comentarios:

Holiday Mist dijo...

¿900???..eso es todo un logro,porque además son entradas de calidad.
Clap,clap. ;)

p.s Yo lo de Eta...es que no me lo creo,qué quiés.

Guti dijo...

De calidad... Yo creo que eso de "ojalá escriba la entrada 1.800" podría tomarse prácticamente como un delito de amenazas :-)

Yo de esta gentuza tampoco es que me fíe, no. Pero ¿habían dicho alguna vez que dejaban definitivamente las armas?

O, dicho de otra manera: con todas sus lagunas y defectos, ¿habríamos dado algo por que, al día siguiente de uno de esos asesinatos imbéciles que nos encogen el alma, hubieran salido los encapuchados diciendo exactamente esto?

Pues eso es lo que acaba de ocurrir. Con todos los matices y peros que se quiera.

darioa dijo...

Interpretaciones y especulaciones pueden haber muchas, pero me parece elemental que es hoy la situación es mejor que antes del comunicado en el que anuncian el "cese definitivo de su actividad armada" (y si nos ponemos muy conspiranoicos, la situación no es peor :-)).

Pero vamos, igual yo no entiendo mucho...