Texto en español El pañuelo en la cabeza

Hay aspectos de la religión o de las libertades públicas que tengo más o menos claros, pero lo del pañuelo que se ponen algunas mujeres en la cabeza me hace dudar.

Por una parte, está la libertad fundamental de que cada cual vaya vestido como quiera. En contra de eso, el hecho inevitable de que los usos indumentarios son arbitrarios. (Opino que una adolescente de quince años no puede ir a clase en tanga, pero me gustaría encontrar una justificación al margen de los usos sociales, y no la encuentro.)

Ortogonalmente a esto, está la cuestión religiosa. Abogo por una libertad religiosa y de conciencia totales, pero dentro de los límites que las leyes imponen a los actos de todos, y con el añadido de que la Administración Pública debe vivir estrictamente de espaldas a las religiones, por el bien de la libertad religiosa y de la democracia.

¿Y qué pasa, por ejemplo, con la abogada a la que el juez Bermúdez expulsó de la sala por llevar el pañuelo en la cabeza?

No lo tengo claro. No tengo otro remedio que buscar analogías.

Respecto a la cuestión religiosa: ¿me parecería correcto que un juez expulsara de una sala a una abogada que va vestida de monja? Aceptaría que se expulsase a un abogado de Greenpeace que llevara una camiseta con la leyenda "el que contamina paga", así que con más motivo en el caso de la monja.

Yendo a la indumentaria, entramos en un terreno más pantanoso. Hay precedentes de que un juez obligue a un abogado hombre a buscar una corbata que no llevaba. No sé si esto es justo o no, si otorga o no al juez un poder despótico, pero si hay que revisarlo no creo que deba ser en beneficio de una cultura o religión o sexo en concreto.

¿Puede un juez decirle a un abogado varón que en su sala no se lleva el sombrero puesto? Creo que eso no saldría en los telediarios. Así que a falta de otra referencia, me parece que la abogada tendría que descubrirse la cabeza. Aunque sea musulmana, cosa que no es de la incumbencia de nadie.

Por cierto, ella dice que el juez no le pidió en ningún momento quitarse el pañuelo. Ahí creo que ha sido un poco cínica... Probablemente sea buena abogada, si se me permite el oxímoron.

4 comentarios:

darioa dijo...

Yo no tengo muy claro si entra dentro de la potestad del juez decidir sobre estas cuestiones estéticas. Igual puede hasta que sí.

No manda tanto un juez en su sala como en EE.UU., pero algo sí que tiene que poder mandar...

boronat dijo...

yo aplicaría la sabiduría vasca: "Patxi, ¿hemos venido a setas o a setas?".

Pues si hemos venido a setas, deja el rolex, y quítate el tanga y ponte la ropa de coger setas. Lo mismo para la que va en tanga a clase :) o sea, que si hemos venido a jugar al futbol nos ponemos en calzoncillos, pero si hemos venido a un juicio nos ponemos "operativos" para el juicio, no despistamos con otras historias.

lo cual no contesta a tu duda de todas formas, así que si encuentras la religión esa que obliga a ir en tanga a clase haz un post :)

Rose dijo...

A ver.....por un lado estoy a favor del respeto,principalmente.Si el respeto implica que tengo que aceptar que una señora usa pañuelo en la cabeza,no me paro a plantearme si es por que efectivamente su religión (machista y reprimida)se lo impone, la obliga el marío o simplemente en su cultura la mujer lleva taytantos años usándolo y no "se vé" sin él,a ver,yo no podría ir sin sujetador....(y no sus riaís) aunque me fuese de cooperante al amazonas...y eso que comulgo con el dicho "donde fueres haz lo que vieres"...
Por otro lado está el caso de la mujer que acude a testificar con burka,uséase,con un elemento que impide verificar su identidad de cara a emitir un veredicto.
Ahí está de manos de ella misma-apelemos a su inteligencia,sentido común,instinto,si los tuviese-aplicarse de paso el dicho que te enuncio arriba y decidir que se lo quita.
Yo estuve en Turquía, ibamos un grupo de españoles y al entrar en la mezquita azul nos sugiere el guía-nos sugiere-que nos cubramos "por respeto a la tradición".Eramos como siete mujeres y sólo dos de nosotras nos cubrimos,sin generar por ello ningún problema,pero la reacción de " yo no soy musulmana y no tengo por qué taparme...." de mis compañeras de viaje no ayuda, máxime cuando todas llevaban el pañuelo al cuello.
Luego hablamos de fanatismos.En fin.

Guti dijo...

Rose: es verdad que la cosa es complicada, por eso digo que no lo tengo claro...

Decirle a una mujer musulmana cómo se tiene que vestir es tan paternalista como decirle que no salga a la calle sin su hermano. Y decirle que no puede creer en esas paparruchas es como decirle que no puede ser masoca. Todo ello es asunto suyo (no vale que sea asunto suyo sólo si hace lo que nos gusta a los demás...)

Por eso intenté dejar al margen esa cuestión, y pienso en dos argumentos: la ostentación de símbolos religiosos (que el pañuelo me sigue suscitando dudas; un pañuelo es un pañuelo) y la discrecionalidad del juez para decidir qué es decoroso y qué no.

Como hoy por hoy creo que esa discrecionalidad la tienen (como dice Darío y de soslayo también Boronat) pues que sea pa todos o pa nadie. Pa una mujer musulmana, también.

Pero estoy de acuerdo con tu comentario, Rose, yo también veo terreno movedizo en todo esto...