Testu n"asturiano El puñu'n alto



Hai polémica porque el PP diz que nun hai que facer xestos antiguos, que resulten tristes. Aguirre diz que, si hebo xenocidios cometíos por criminales que emplegaban esos xestos, nun fai gracia dala facelos nin cantar cancios.

Toi d'alcuerdu con eses regles de la xente de bien, que incluyen además metese colo que faen persones priváes nuna reunión priváa nun práu, a la que vas si quies.

Y como toi d'alcuerdu, espero que nunca enxamás se permita nesti país una misa, y nun digamos una procesión por Semana Santa, que encima fáense'n llugares públicos.

[Esti artículu ta escritu con ironía, aclaro.]

6 comentarios:

Miguel Herrero dijo...

Suena bien. De momento, no tengo la economía (ni la necesidad) de comprar un coche. Pero desde luego que me llama más la atención los coches así que los "bólidos".

Y da gusto ver que los números que enseña el fabricante son plausibles, que menudos timos hay por ahí.

Rose dijo...

Totalmente de acuerdo...y por favor,añade también que los gestos obscenos -esos de sacar el dedo anular al cantante/cantonta de verbena-o hacer el paquito chocolatero sosteniendo litrona con la derecha sean abolidos pero a la voz de YA.
Y esto ye sin ironía nenguna....;)

Sergio dijo...

Pues yo voy a decir algunas cosas sin ironía alguna.

En primer lugar, voy a decir que yo levanto el puño en alto y con gran orgullo. Sin que pretenda ser amenazante para nadie, ni que decir tiene. Es sólo un recordatorio de dónde procedo históricamente, que asocio con un canciu que habla de que el hombre del hombre es hermano, que los hombres derechos iguales tendrán, QUE LOS ODIOS QUE AL MUNDO ENVENENAN SE EXTINGUIRÁN. Un gesto con el que pretendo marcar mi anhelo de libertad, igualdad, y solidaridad entre todos los seres humanos.

Creo que hay lugares y lugares. Cuando los fascistas etarras asesinaron a Paco Tomás y Valiente, junto con Ernest Lluch una de mis dos personas más admiradas, delante de la EUITIO se hizo una concentración... Como todo el mundo daba un paso atrás, recuerdo que Darío se dirigió a mí, entonces miembro de la Junta de Escuela, y me dijo: Sergio, da tú un paso adelante, que vamos a terminar todos extripaos contra la pared, y tú yes de los que suelen encabezar les coses. A mala gana, junté unos cuantos compis de la Junta de Escuela en representación de los estudiantes, y todos juntos nos pusimos un pasín p'alante y la timidez del grupo fue diluyéndose (encima había fotógrafos de prensa enfrente), y ya no tábamos tos con el culo contra el muro de Ciencias. Apenas unas horas antes, en un acto de mi partido, habíamos hecho otro minuto de silencio, y allí seguimos la mayoría nuestra tradición histórica. Recordamos a Paco en silencio con el puño en alto. Dudé en la EUITIO, pero el caso era claro: no era el lugar, así que mantuve los brazos cruzados sobre mi pecho. Hay lugares y lugares.

Sergio dijo...

Puede haber a quien le parezca obsceno el gesto de levantar un puño. A mí me parece que puede resultar ofensivo para algunos presentar una cruz supuestamente cristiana según dónde, según cómo.... Una cruz bajo cuyo signo se cometieron tantos desmanes, ni más ni menos, como bajo el brazo al frente a la romana, por el mismo bando, o bajo el puño en alto, por el otro, porque es sabido que en los años treinta del pasado siglo, ambos extremos cometieron barbaridades atroces, del mismo modo que en ambos lados del espectro político hubo gente que hizo todo lo que estuvo en su mano por contener la barbarie: izquierdistas que protegieron a las esposas e hijos de sus compañeros de pueblín a los que exaltados e incontrolados pretendían violar y/o matar, o derechistas de toda la vida que salvaron del fusilamiento a comunistas confesos ( ya he contado una vez que el padre de quien llegaría a ser Vicepresidente del Gobierno de un ex-secretario general del movimiento aprovechó su intachable trayectoria de reconocido derechista para salvar a mi tío-abuelo Emilio David, una de las mejores personas que he conocido, al que le fue conmutada la pena y que vivió hasta 1983, tras jubilarse en una conocida Editorial, en que falleció de muerte natural). A los padres de Don Gabino Díaz Merchán los asesinaron republicanos descontrolados, y sin embargo a su hijo, que siempre ha dicho que de izquierdista no tiene nada, le llamaron de rojo para arriba cuando secundó una manifestación de marcado carácter social cuando el gobierno de Sergio Marqués.

Sergio dijo...

Yo he estado treinta años alejadísimo de la Iglesia Católica Romana, y me he acercado a ella nuevamente con ocasión de la enfermedad, y, sobre todo, del fallecimiento, de mi abuelo. Alejado porque siempre me he considerado, al menos por educación y contexto cultural, cristiano, pero no veía yo apenas traza de cristianismo en muchos curas, casi diría que en la gran mayoría de los obispos. El pasado día 26 conocí a José Manuel Fueyo, párroco de Nuestra Señora de Covadonga, y he descubierto a quien me parece un cristiano. No obstante, el día de El Carmen, me disgustó profundamente cómo la Policía Local obstaculizaba mi trabajo cerrando con dos coches toda Santa Susana para que todos los vehículos fuéramos en caravana detrás de una procesión..... Cuando creo que su deber hubiera sido compatibilizar la procesión con el tráfico ( ¿ Por qué no proteger a la procesión en un carril un patrulla, y dar paso a los vehículos por el otro carril el otro ???? ). Yo ahora levanto el puño donde me parece oportuno, canto la Internacional donde me parece oportuno, y me persigno donde creo pertinente, siempre procurando no molestar, ofender, ni mucho menos invadir los espacios de nadie. Si fuese juez civil, no habría en mi mesa crucifijo alguno , ni habría ningún emblema del puño y la rosa. En cambio, algunos jueces no quitan el crucifijo ni a petición explícita, en un estado laico, y aquí no pasa nada. ¿ Se imagina el lector un juez que oficiase la misa de una pareja de simpatizantes del PP con un símbolo con el puño y la rosa sobre la mesa, y se negase a retirarlo si lo solicitasen los contrayentes???? ¿ Qué diría el CGPJ, que sobre los crucifijos no ha dicho ni pío, que yo sepa?

Sergio dijo...

Miren.... sentido común, convivencia, tolerancia, respeto.

¡ Si es facilísimo !

Y qué difícil lo hacemos. En el último mundial, ante las críticas de ciertos sectores porque algunos jugadores, al inicio de los encuentros, no cantaban el Fratelli d'Italia ( el himno nacional italiano), tuvo que salir públicamente a decir bien clarito: "Lo canta chi se la sente!!!". O sea... que el himno lo cantaba aquel a quien el corazón se lo pidiese, y punto. El Jefe del Estado, lo dijo.

¿ Habrá que pedir al Rey de España que diga obviedades ? ¿ Esperamos al Discurso Navideño o lo convocamos de urgencia cual si fuera la noche del 23 al 24 de febrero de 1981 ?

Miren, oigan.... Con la que está cayendo, déjenseme de PIJADAS. Hablemos de empleo, de dinamización de la economía, de educación, de apoyo a los dependientes, de reforzamiento del sistema público de pensiones...

Y cada cual que levante el puño, haga la cruz, o haga el pino, sin molestar a nadie, por favor, no vaya a ser que alguien, al adoptar la postura del pino, le dé un hostión, con perdón, con los pies, al viandante vecino que pasaba por allí.... Eso sí, sin acritud, que el pino no fue el símbolo de ningún partido nunca, que se sepa.