Texto en español Bestiario del humo: estrutioniformes

Retomamos aquí nuestro estudio de la fauna de los humedales (humedales por humo, no por humedad) revisando el orden de los estrutioniformes.

Se dice que los estrutioniformes (de los cuales el avestruz es el representante más conocido) esconden la cabeza en el suelo ante situaciones que los contrarían. Aunque la literatura científica pretende desmentir esta hipótesis, es un comportamiento documentado sobradamente por la experiencia. Esconder la cabeza para no ver lo que no se quiere ver es un comportamiento casi consustancial a todo fumador empedernido, que se manifiesta además de múltiples maneras y en múltiples aspectos de esa actividad. Examinarlos todos sería prolijo, así que hoy nos limitaremos a describir uno de ellos, partiendo de un hecho empírico.

Nueve de la mañana. Al lado del observador pasa una pequeña furgoneta, repleta de pan, que puede verse a través de las ventanillas. Sacos de pan, apetitoso, con los curruscos asomando. Incluso en el asiento del copiloto va un saco de pan.

Y el conductor enciende un cigarrillo.

Por suerte o por desgracia, que uno nunca sabe qué es mejor en estos casos, más adelante la furgoneta se para en un semáforo. Y el observador, que no aprenderá jamás, no puede evitar intervenir en la escena.

- Oye, perdona, pero eso que estás haciendo es una cerdada.
- ¿El qué?

[Este ya es un comportamiento indudablemente estrutioniforme.]

- Fumar delante de todo ese pan que llevas ahí.
- No, hombre, pero estoy fumando por la ventanilla.

[A la segunda frase, se aprecia el segundo rasgo estrutioniforme inequívoco. Dos de dos.]

- Ya, ya. Por la ventanilla, claro. Tá muy guapo.

Este individuo presenta, de manera evidente, un comportamiento estrutioniforme. Por una parte, esconde la cabeza ante el hecho de que está fumando dentro de un coche (lugar cerrado donde los haya) cargado de alimentos que otros van a consumir, que van descubiertos y que lleva incluso a su lado. Por otro lado, afirma ser capaz de fumar por la ventanilla. Es cierto que en ese momento llevaba la mano del cigarro fuera del coche, pero si afirma fumar por la ventanilla, forzosamente tendría que realizar otras partes del proceso a través de la misma.

Indudablemente, es capaz de sacar la cabeza fuera del coche para inspirar y exhalar el humo, por supuesto sin dejar de conducir y sin quitarse el cinturón de seguridad. Pocas avestruces presentan un cuello tan largo y flexible, desde luego.

Decimos "indudablemente" porque, de no ser cierto, habría que concluir que el conductor sería, efectivamente, un cerdo. Y la relación entre el tabaco y los súidos es algo que nos da pudor abordar aquí, donde sólo queremos describir la naturaleza sin ofender a nadie. Que además hay mucha gente que se ofende ante cosas evidentes (insistimos: es un rasgo estrutioniforme negar la evidencia y esconder la cabeza buscando salidas inverosímiles).

En cualquier caso, es de agradecer que este individuo concreto reaccionara escondiendo la cabeza. Los estrutioniformes acostumbran, de hecho, a mostrar un comportamiento territorial y muy agresivo, sobre todo en épocas de celo, así que no habría sido raro que el observador que narra la experiencia acabase, encima, vilipendiado o atacado por la estúpida ave corredora.

9 comentarios:

Rose dijo...

Y a pesar de ser ex-fumadora, ni siquiera cuando lo fuí he soportado ni que me fumasen al lado cuando comía ni, a día de hoy, si entro en un chigre y las tapas están expuestas en la barra y hay gente fumando alrededor de ellas soy incapaz de picar así esté esfamiada.
(me dicen que soy mu radical...;))
pero a mi también me parece algo muy gocho,qué le voy a hacer....

Guti dijo...

Sí, lo de "radical" es la leche. Si no quieres fumar, eres radical. Cierta gente dice que el gobierno de Zapa es radical de izquierdas. Querer jurar un cargo sin un crucifijo delante es radical. Poder divorciarse sin dar explicaciones es radical. En fins.

No sé, yo como ya dije espero no ofender a nadie, pero... coñe... dentro de una furgoneta de las pequeñas, cargada de pan hasta los topes... ¿tampoco se admite cerdo como animal de compañía?

Quien trafica con ropa o con comida tendría que ser consciente de que fumar ante la mercancía es... muy mala cosa.

Ya lo sabéis, nenos :-)

Marta dijo...

Tú ten cuidao a ver si un día te van a estampar contra la pared por decir esas cosas, o si te van a echar a la vía del tren, como a la tipa de Londres aquella de la que hablé en mi blog tiempo ha. :S

Sergio dijo...

Rose, recuérdame que vaya por ahí contigo a tomar algo.... las tapas que tú rechaces ya me las como yo ;-)

P.S.: ¿ Por qué a este trasto en "verificación de la palabra" le tengo que meter "prensil" ? ¿ blogger ha hecho verificaciones de la palabra contextuales? ¿ el avestruz es prensil? No sabía ninguna de las dos cosas.

Dre dijo...

Saludos cordiales por primera vez ;) que sepas que acabas de ganar un incondicional en tu blog, lo empece a leer por recomendacion y me he tragado unas 30 entradas en 2 dias.

Nos leemos, tu sigue en tu linea ;)

Rose dijo...

Pues eso,Sergio,que soy muy radical;)
...y muy escrupulosa, va ser verdad.
De todas formas no me meto con los que si se comen las tapas humeantes, cada uno es libre de tragar lo que sea.

Sergio dijo...

Rose-> Vivo con mi abuelo, que hasta hace tres años fumaba tres cajetillas de negro diarias; el humo no me asusta ( ni siquiera me asustaba cuando tenía que entrar al despacho de cierto Vicerrector y se le oía que estaba en alguna parte en medio de la nube de humo de Ducados que cual smog londinense cegaba toda la estancia).

Además, soy un glotón, y los pinchinos que dan con las consumiciones son mi perdición.

Guti-> has causado un blog-dependiente, ahora que estábamos empezando a obtener buenos resultados con las toxicomanías, vas tú y fomentas las nuevas dependencias no ligadas a consumo de sustancias... Dre debería demandarte, pero como está incapacitado por el síndrome de estocolmo, creo que voy a iniciar la Acción Popular... Ah, no, pa qué, si la Doctrina Botín ha mandado el art. 125 de la CE a hace puñetas, ya se me olvidaba otra vez.

Rose dijo...

Te entiendo entonces,Sergio...el caso es que yo mientras viví con mi madre-una loca de la limpieza y obsesiva de los malos olores-era fumadora (yo)y la mujer nos obligaba a fumar en la terraza a mi y a la mi hermana .Hace10 años que ya vivo en mi propia casa y 6 que no fumo pero nunca he podido hacerlo en sitios "demasiado" cerrados....en fin;)
Van a ser "maníes" de vieya!!!!

Guti dijo...

Marta: ¡un abraaaazo! Se te echa de menos :-)

Dre: Muchas gracias por el comentario, que halaga y asusta :-) Espero que me des caña cuando algo no te guste.

Sergio: a ese velocirraptor también lo conocí yo, creo :-) y lo de la dependencia, pues no creo que ganases tal demanda, las pruebas son paupérrimas. Ningún juez se iba a creer que estos churros míos enganchen a naide.

Rose: vieya tú... nunca :-)