Texto en español El asturiano, el finlandés, el estonio y la economía

Acabo de venir de un pequeño viaje por Estonia y Finlandia. Una de las cosas buenas de viajar es ver otra gente, otras lenguas, otros colores. Y respecto a las lenguas, he venido pensativo.

Yo no tenía ni idea de que existía el idioma estonio (bueno, ni Estonia en sí hasta hace poco). Estonia ha sido independiente muy, muy poco tiempo de su historia; siempre ha estado dominada por alguien, sobre todo los rusos. Sin embargo, después de tantos años de dominación rusa (y eso, señores, sí que es dominación) han conservado el estonio. Es un idioma de raíz ugrofinesa, junto con el húngaro y el finlandés; no son lenguas latinas, ni eslavas, ni anglosajonas. Son distintas a todo eso. Por lo que sé, el estonio y el finlandés tampoco son inteligibles entre sí; el estonio sólo se habla en Estonia.

En Finlandia es lengua oficial el finlandés, otra lengua de esa rama. Lengua que sólo se habla en Finlandia. No sirve para nada más. En Finlandia hay 5.300.000 personas; ese es el mercado del finlandés.

Sin embargo, en Finlandia también es lengua oficial el sueco, que habla... el 5,5% de la población. Es decir, que casi el 95% de la población no sabe sueco. Pero es oficial. No, no en una pequeña provincia; en toda Finlandia. Todas las calles de Helsinki tienen sus nombres en finlandés y en sueco. Para esos 300.000 finlandeses que lo hablan. Suecia aporta otros 9.000.000 de hablantes de sueco; ese idioma no sirve para nada más. Ese es su mercado.

Con esa enorme carga de oficialidad, ¡para todo un país!, y teniendo en cuenta que el finlandés, de por sí, ya es un idioma de utilidad muy, muy limitada, parece un tremendo despilfarro que el sueco también sea oficial. El enorme coste burocrático, de tiempo, de medios, ha de ser una sangría. Nosotros, de lo malo, tenemos como lengua del estado el español, que nos abre un mercado de cientos de millones de personas, pero los pobres finlandeses... lo tienen crudo.

Ah, ¿que no es así?

¿Que los finlandeses se defienden tranquilamente con el inglés?

¿Que no les falta el dinero? ¿Que son una potencia tecnológica? ¿Que sus servicios públicos son de primera? ¿Que tiene una altísima tasa de crecimiento económico? ¿Que tienen una actividad económica internacional enorme?

¿Cómo es posible, con esa cooficialidad que constantemente sangra sus arcas y les impide dedicar el dinero a "cosas más importantes"?

¿Cómo es posible que los estonios, con su lengua inútil, con su pasado ruinoso en manos de la Unión Soviética, estén a la cabeza de Europa en penetración de Internet y telefonía móvil, tengan un enorme crecimiento y el turismo sea una importante fuente de ingresos? Pero si aquí en Asturias no podemos hacer el asturiano oficial por si viene alguien de fuera... y no digo de fuera de España, sino de aquí al lado, mismamente.

Me da la impresión de que va a ser que, no sé, digo yo, esos argumentos de tipo económico sobre la lengua asturiana son paparruchas.

11 comentarios:

Mafias dijo...

No seré yo el que me meta a discutir contigo lo de la oficialidad (no, otra vez no), pero me pregunto de verdad si hay algo de todo lo que has escrito en este post que lleve a alguna parte. Más que nada porque en toda mi vida he leído algo escrito por ti con el tipo de argumentos que he entendido aquí.

¿Estás diciendo que, dadas las condiciones en cuanto a oficialidad lingüística de Finlandia y Estonia, obviamente aquí se podría seguir el mismo modelo de la misma forma sin consecuencias, solo porque allí no las hay y es un país chupiguay? Espero que sea yo que estoy como una berza, porque el argumento sería tan malo que ni se me ocurre un ejemplo lo bastante gordo como para dramatizar. Se me pasó por la cabeza algo sobre el país vasco e irlanda, pero me estallaría el demagogómetro xD

El "2+2 es una constelación cercana a Alfa Centauri" de Alfredo de Hoces se me viene a la cabeza peligrosamente, así te lo digo...
Aclárame lo que dices, que no te reconozco, fío :D

Sergio dijo...

Supongo que ha tenido que ver en este artículo lo que yo he escrito en mi propio blog, Guti. Ya te digo que quizás tienes bastante razón en el comentario que me has hecho. Ahora bien, creo que si te relees te darás cuenta de que tu artículo no está fundado y desarrollado del modo en que yo esperaría que lo desarrollara alguien de tu bagaje intelectual, tu cultura, y, en particular, tu conocimiento de la lógica y el método científico. Pareces argumentar con los elevados estándares de vida, actividad económica, servicios del estado de bienestar, etcétera, finlandeses, que dedicar recursos públicos al status de oficial de una lengua no los merma a poder dedicarlos a otra cosa. Sabes mejor que yo que el caso finlandés, o la situación de estonia, dependen de muchos más factores y mucho más complejos que el porcentaje de fineses que hablan sueco. Pero no voy a ser yo quien te arroje ninguna piedra, pues mi artículo está aún peor fundado que el tuyo, y si osara criticar el tuyo, tendrías todo el derecho a lanzarme pedradas hasta la lapidación, tú, todos tus lectores, y todos los míos.

Gracias por darme una lectura de un nuevo post tuyo en todo caso, siempre es un placer leer tus elaboraciones, tu blog, aunque un día pueda contener algo así como demostrar que dos más dos son cuatro ( que lo son ) basándote en que el Pisuerga pasa por Valladolid ( que también es cierto, pero no es el motivo que causa el resultado de la suma de 2+2)

Un muy cordial saludo, y perdona si te ofendí con mis consideraciones sobre la oficialidad del asturiano.

Sergio

Guti dijo...

Me encanta que la gente, de paso que me pone verde, me pondere; ya sois dos :-) pero me temo que me sobreestimáis.

Al tema:

Mafias, mi post responde simplemente a que "volví pensativo", como dije. Es un poco pensar en voz alta.

¿Estás diciendo que, dadas las condiciones en cuanto a oficialidad lingüística de Finlandia y Estonia, obviamente aquí se podría seguir el mismo modelo de la misma forma sin consecuencias, solo porque allí no las hay y es un país chupiguay?

No, no digo eso. Para empezar, hay que reconocer que ni somos estonios ni finlandeses, así que una de las variables de la ecuación ya se ha ido al carajo... y el resultado no va a ser el mismo. (Para empezar, no tengáis miedo a la oficialidad del asturiano, porque no va a haberla jamás.)

Sin embargo, yendo al plano estrictamente racional, ¿de qué sirven estas paparruchas que he puesto? Pues sirven sólo de contraejemplo.

Finlandia es un contraejemplo para las siguientes afirmaciones, todas las cuales he visto sostener alguna vez (no digo que por vosotros):

1.- No hay quorum de hablantes para la oficialidad del asturiano en Asturias. La gente práctica y racional no haría cooficial una lengua sobre la que no haya una especie de unanimidad total.

2.- La gente práctica sólo dedica recursos a la difusión, uso o estudio de lenguas de utilidad universal y estricta eficacia económica demostrable, porque lo contrario es la ruina.

3.- Cultivar una lengua que no sea como las del apartado 2 es un lastre intolerable, que entorpece el desarrollo económico o el aprendizaje de otras lenguas más útiles.

4.- La gente práctica no defiende su identidad por razones folclóricas y caducas.

Tanto los estonios como los finlandeses (como entidad política; no hablo de las personas) han demostrado darnos a los asturianos algo así como mil vueltas en sentido práctico o en eficiencia. De Finlandia no vamos a hablar, y de Estonia (con una historia bien difícil a las espaldas, y unos vecinos para echarse a temblar), diremos sólo que en poco más de una década han avanzado bastante más que esta lastimera Asturias en tres.

Dado que creo que han demostrado ser gente práctica, eficiente, poco dada a veleidades, son un contraejemplo suficiente para que las afirmaciones 1, 2, 3 y 4 sean más que cuestionables. Ese es el fondo racional (espero) de lo que he dicho. He visto TODAS las señales y mapas de Helsinki rotulados en dos idiomas, uno de los cuales no llega al 6% de hablantes, y aquí nos echamos las manos a la cabeza cuando cualquiera hace lo mismo en un modesto cartelito como si ese despilfarro fuese a detener las tuneladoras de Pajares.

Pero efectivamente este articulejo no es un razonamiento como tal, no es nada terminante. Es sólo una sensación de viajero.

Sergio:

Pareces argumentar con los elevados estándares de vida, actividad económica, servicios del estado de bienestar, etcétera, finlandeses, que dedicar recursos públicos al status de oficial de una lengua no los merma a poder dedicarlos a otra cosa.

Finlandia es sólo un contraejemplo, como digo: estoy totalmente de acuerdo contigo en que la ecuación tiene muuuuuchas más variables, y trasladar su ejemplo aquí es una simplificación que no vale. Pero es que en el caso de la oficialidad opino lo mismo: se hacen implicaciones simplistas que no sirven.

El dinero que se gaste en oficialidad no se gastará en otra cosa, no digo lo contrario. Pero lo que sí sostengo es que tengo mis dudas de que sea tanto y tan desastroso como se dice. Creo que en esta cuestión se discute por el chocolate del loro, como se suele decir.

Me gustaría ver números. Por favor, si alguien sabe de algún estudio sobre lo que cuesta la oficialidad, que me lo diga. En serio. Me encantaría leer algo, y no lo encuentro.

Y a la luz de ese estudio, y con los presupuestos regionales en la mano, a lo mejor os digo de qué capítulos podría salir ese dinero, que de hecho se está gastando en otras cosas aún menos interesantes que la oficialidad.

No sé si me explico.

Hay otra variable más: la defensa del asturiano no es una opción del PSOE ni depende del resultado de las elecciones. Es un mandato legal, una OBLIGACIÓN, a cinco niveles distintos: ley de uso y promoción, estatuto de autonomía, constitución española, resoluciones de la UE y otras de la ONU. Claro, la diferencia es que no son tan concretas como "los sitios web deben ser doble A". Y eso da carta blanca a los gobiernos para no hacer nada.

Es su responsabilidad, pero yo no voy a olvidarlo.

Sergio dijo...

El caso es, Guti, que yo creo que la defensa del asturiano SE HACE. Sabes que mi oposición es a que se establezca la oficialidad del asturiano, no a la defensa del asturiano, ni de la cultura asturiana, que para mí son muy importantes y seguramente más que algunos capítulos de gasto que, efectivamente, podrían recortarse sin que se hundiese el mundo, ni siquiera Asturias. Un saludo.

ayalgueru dijo...

lo que quiere decir guti y con razon ... es que hablar un idioma pequenho no es obice , obstaculo ni valladar para el desarollo economico.

Por ejemplo Estonia , despues del fin de la ocupacion sovietica , la sociedad y las elites politicas se decidieron por la libertad economica , tiraron las barreras proteccionistas al comercio , el empresario interior que no puede competir tuvo que cerrar , el que sobrevivio salio mucho mas fuerte , pusieron un flat tax , tienen un estado de derecho decente y no tienen la carga de un estado del bienestar pantagruelico como el que tenemos en europa occidental , , en espanha y en asturias mas aun ) , asi como no va a ir bien

libertad economica = crecimiento = prosperidad. Siempre funciona.

esa es la leccion que tenemos que aprender de los estonios abrazar la libertad economica ( o sea la libertad ).

La oficilida de la llingua asturiana no es un tema de economia sino de cultura y de autoestima. Eso si sociedades con autoestima pueden econtrar el coraje para tomar decisiones valientes mucho mas facilmente que sociedades consevadoras y acomplejadas como la asturiana , donde el idioma propio es considerado por algunos una aldeanada que no merece la diginidad de ser oficial , asi nos luce el pelo.

Viva el mercado libre y l'asturianu llingua oficial.

saludos a los dos.

Guti dijo...

Ayalgueru, estoy bastante de acuerdo con tus párrafos 1 (salvo en lo de "con razón", que eso no lo sé :-) ) y 5. Pero se me han puesto los pelos de punta con el resto.

Te agradezco mucho que expliques tu opinión, pero para que no se mezcle con la mía, que conste: no estoy de acuerdo ni por lo más remoto con que tengamos un "estado del bienestar pantagruélico" ni con esas ideas sobre eso que algunos han llamado "libre mercado" (y más en estos días de votaciones en Washington, que da la risa el tema). Sin perjuicio de que en ciertos aspectos en el contexto estonio les haya venido bien ese cambio, que no digo que no. Pero vamos, que quede claro que yo no he dicho todo eso que pones tú :-)

ayalgueru dijo...

no estaba diciendo que estuvieras de acuerdo conmigo ( excepto en lo de la llingua ) por lo demas estaba soltando mi rollo :)

espero no haberte provocado pesadillas con mi horrorizante comentario eso si ... ;)

ayalgueru dijo...

por cierto yo estoy en contra del bail out que se esta votando en washington ,,, regalarles 700 billones a los bancos es profundamente antiliberal ,,, ademas de economicamente irracional pero esa es otra y no me quiero enrollar ,,, un saludo

Sergio dijo...

Guti, te dejo un meme esperándote en mi blog, espero que no me maldigas demasiado xD

Esfer dijo...

Desde el desconocimiento y sin estar en contra de la oficialidá del asturiano (ya toy convertíu, tócatelos...) me pregunto si para hablar de esos éxitos en Finlandia y Estonia no habría que preguntarse también por los presupuestos en otros ámbitos antes que en establecer el bilingüismo.

Y también me pregunto si no debería ser eso una prioridad para nosotros y convocar la mitad de manifestaciones que por la oficialidá (por ejemplo, para dedicar a educación el mismo porcentaje de los presupuestos que Finlandia).

Desde luego no creo que el bilingüismo sea lastre para nada y esto puede servir de argumento contra alguien realmente corto de miras, pero no contra pragmáticos que lo único que quieran sea progreso lo llevas claro 8-).

Herel dijo...

Incluso te puedes encontrar la escuela de Economía en sueco, y en frente el edificio de la escuela de economía en suomi, para que cada cual elija en qué idioma hacer la carrera, independientemente de que además muchas asignaturas son en inglés.

Claro que, aunque el sueco sea lengua minoritaria, Finlandia ha sido antaño territorio sueco.

Y ya lo he dicho más veces, me parecería interesante que en España las lenguas locales se consideraran patrimonio de todo el país y se estudiaran (aunque lógicamente no con el mismo grado de profundidad que donde se siguen usando) en todas las comunidades, si quiera para tener unas bases, unas bases rápidas a las más parecidas al castellano que presentan menos problemas de entendimiento, y algo más al euskera por su particularidad.

En cuanto a las nomenclaturas de las calles, me parece que habría que hacer unos carteles muy muy grandes, porque aquí no tenemos sólo dos lenguas, tenemos muchas, y si metemos también los dialectos que algunos claman como lenguas... te cagas.