Testu n"asturiano Serán impresentables

A veces nun pueo creer lo que lleo, anque ta bien que empleguen pallabres dierutes y clares. Que por una vegada se quiten la mázcara.

La patronal española pide «un paréntesis» en el libre mercado ante el avance de la crisis

A ver si nun escaecemos esto enxamás. Por exemplu, la próxima vez que un amigu míu de esos neolliberales me cuente les maraviyes del llibre mercáu y lo malu que ye el Estáu, he alcordame de esto pa mandalu direutamente a tomar por culu.

Fadráme gracia cuandu los fíos de puta de siempre vengan a decir a los trabayaores que si la iniciativa privada, que si son ricos porque asumen los riesgos, que si a veces se gana y a veces se pierde, que si la moderación salarial. O cuandu llamen apesebraos o coses así a los funcionarios.

Pues eso: dir a tomar por culu.

2 comentarios:

Sergio dijo...

Yo no estoy de acuerdo con los neoliberales consecuentes, creo que, en particular, Mario Vargas Llosa lo es, y cree sinceramente que el libre mercado es el instrumento más eficiente para mejorar la calidad de vida incluso de los más pobres entre los pobres. Yo creo que hay gente que no tiene nada que poder ofrecer al mercado, y que sin intervenciones públicas jamás se beneficiarán de la eficiencia que genera. La verdad es que hay evidencia empírica de que el libre mercado es un instrumento muy eficaz de asignación de recursos, pero creo que también de que deja a parte de los seres humanos en la cuneta del subdesarrollo, el hambre, y pésimas condiciones higiénicas.

Pero lo que sí que uno se encuentra es con una gran mayoría de neoliberales que lo son cuando les interesa, y son más intervencionistas que nadie cuando les conviene. Como bien dices, Guti, creo que hay que tomar nota. Y cuando remontemos esta crisis, que los españoles, con nuestro sudor, la vamos a remontar como remontamos la de la crisis del petróleo de los 70, la de la caída de las bolsas del 89, o la de 1993, si estos liberales de la forma de entender el liberalismo ( en eso son liberales, en la forma de entender el liberalismo) dice media palabra sobre el intervencionismo del estado para proteger a los más débiles, sobre las políticas públicas de solidaridad, etcétera, sacarles la hemeroteca: recuerde usted, que cuando le vinieron mal dadas no decía lo que hoy dice....

El papel lo aguanta todo, pero tiene también la ventaja de que dura varias décadas para poder exhibirlo cuando es necesario.

Bienvenidos los ultraliberales que hayan descubierto los beneficios de las excepciones, ya que han sufrido una crisis de fe tan profunda, espero que les dure.

luciano dijo...

No sé a qué viene tanto hacerse de nuevas. El liberalismo estricto ya mostró sus virtudes en los comienzos del capitalismo a gran escala, en los comienzos de la revolución industrial:

desnutrición, bolsas de miseria, calles de las urbes llenas de podredumbre, hacinamiento, enfermedades, trabajo infantil en las minas, jornadas de 12 horas, expectativas de vida de 45 años...., y todo ello conviviendo con las mansiones en la "country" de los poseedores de los medios de producción.

Si todo eso cambió, no fue por la capacidad auto-regenerativa del libre mercado, sino a causa de la lucha obrera por la dignidad, por las huelgas salvajes, por las presiones hechas a los explotadores.

Es sarcástico que nos quieran revender ahgora "la moto" con las maravillas del libre mercado. Lo practican mientras genera beneficios; cuando deja de hacerlo claman al "Papá Estado" que tanto denigran.

Una jeta de hormigón armado.