Texto en español Impresentable, irresponsable e indignante

Estoy que trino.

En una Junta de Facultad celebrada el otro día para definir la propuesta de estructura de los nuevos planes de estudios de Informática, en una Escuela de Ingeniería Técnica en Informática de una Universidad de cuyo nombre no quiero acordarme, se decidió eliminar el estudio del inglés de todas las titulaciones propuestas. Eso ya me parece bastante grave, pero lo peor es la motivación que adujeron los promotores de tal rechazo. No dijeron que el inglés no fuese útil, o que no tuviera salida profesional o investigadora, o cualquier otro motivo similar; no dijeron que los estudios en sí mismos fuesen inadecuados. Dijeron que... Es que me resulta tan insólito que me cuesta escribirlo.

Dijeron que la actitud imperialista de Estados Unidos y del Reino Unido en la historia reciente es inadmisible, y que la implantación progresiva del inglés como lingua franca es un vehículo de ese imperialismo y supone reconocer nuestra subordinación a los principios del capitalismo internacional. De hecho, estaban un tanto descontentos con la actitud de la Dirección del centro, que desde hace años mantiene fluidos contactos con grandes empresas estadounidenses (Microsoft la más reseñable) y les resulta molesta esa actitud anglófila. Así que los alumnos de Informática de ese centro ya no podrán estudiar inglés en él.

Me parece absolutamente indignante. Me parece verdaderamente patético que un grupúsculo de profesores, que no merecen ese nombre, manifiesten sus ideas totalmente personales y totalmente ajenas a la formación de los ingenieros en informática mediante la adulteración de los planes de estudio (planes directores de enorme importancia en el futuro de cientos o miles de personas, y de la propia Universidad) para ejercer no sé qué clase de delirante oposición política fuera del Parlamento, que es donde se ejerce.

Ya me quema la sangre que unos presuntos científicos que deberían regirse por criterios estrictamente racionales y epistemológicos saquen a colación sus delirios internacionalistas de izquierda barata para relacionar el estudio del inglés con la política de un país que casualmente lo habla, pero que además habla casi tanto el español o el chino. Como si el inglés tuviera la culpa de algo. Como si los alumnos tuvieran la culpa de algo.

Pero más que quemarme la sangre, me la vaporiza directamente no ya que expresen argumentos tan absurdos, sino que encima, quienes aparte de criterios científicos tendrían que observar, como mucho, criterios de gestión y satisfacción de demandas de la sociedad supeditados en todo caso a la mejor formación de sus alumnos, a la mejor producción investigadora de sus centros y departamentos, a la conservación del conocimiento y al cumplimiento de la legalidad vigente, voten por ideas personales que no vienen a cuento, utilizando como instrumento los planes de estudios de informática... para dar bofetadas en la cara de George Bush o de la dirección del centro.

No se enteran de que si quieren influir en las relaciones internacionales de España la forma legítima de hacerlo es utilizar los mecanismos de representación política que existen para ello. De que si lo que quieren es redirigir las relaciones institucionales del centro pueden utilizar otros mecanismos de representación para influir en el comportamiento de la Dirección. De que en cualquier caso pueden también, de hecho, presentarse a las elecciones y asumir esa misma dirección de centro si convencen a la comunidad. Y de que llevar esas pretensiones a un terreno en el que no pintan nada no sólo anula la dudosa legitimidad de sus ideas, no sólo constituye un uso vergonzoso de una posición privilegiada, no sólo es una traición a la sociedad que les ha encomendado unos deberes muy concretos, no sólo es una extralimitación absurda que raya en la prevaricación, sino que resulta una irresponsabilidad de tal calibre que hay que preguntarse si esta gente tiene cerebro o sólo glándulas, y si se les debería permitir conducir algo tan serio como una escuela universitaria, cuando se demuestra que son capaces de mezclar sus opiniones políticas (que nadie les ha preguntado) con lo que votan en una reunión en la que se toman decisiones académicas.

No me parecen profesores universitarios. Me parecen una caterva de politicastros infiltrados que confunden el culo con las témporas, y su actitud me parece impresentable, irresponsable e indignante.

Bueno, me he despachado a gusto. Menos mal que esa Junta de Facultad nunca existió, y que las decisiones aludidas son ficticias. Es sólo un cuento. No existe gente como esa a la que he criticado.

¿O quizás sí? Mientras no pueda acceder a una fuente de primera mano, no me queda otro remedio que, tristemente, admitirlo.

7 comentarios:

Sergio dijo...

Guti, por los dioses del olimpo te lo pido, nun me seas irónicu, que los que adolecemos de importantes limitaciones intelectuales bastante nos cuesta entender un texto claro y directo como pa encima tener que captar ironíes :-)

Guti dijo...

Nada, no es más que una descripción de lo que he leído en el quinto párrafo de la noticia que enlazo... Lo que pasa es que novelando sobre una titulación y una lengua diferentes. Pero los hechos son similares, y mi impresión similar (aunque en el texto esté un poco exagerada como licencia poética). Un profesor de universidad que vota sobre unos planes de estudio pensando en sus opiniones políticas particulares, en una relación que él ha sido, en mi opinión, el único en establecer.

Massai dijo...

Muy efectista la introducción ficticia. Delirante, claro, demencial, la postiza actitud anglófoba del postizo grupo de profesores.

Pero aún así, podrían quizás mantener un hilo argumental basado en la ubicua dominación cultural anglosajona.

¡Pero es que el caso del pobre y sufrido asturiano no va precisamente por ahí!

Qué actitudes más bastardas y mezquinas.

servidora dijo...

Coñes!! fes-me el favor, que estoy viejiña para estos zuhhhhtosss...

Y, ya en serio, mala compañía la política para la ciencia. En cualquier campo, además, y también en informática, como hemos visto con el follón de las atribuciones...

Y no veas el soponcio al leer tu entrada, bajo la influencia de la espera al 2 de julio :-)

Guti dijo...

Siento haberos asustado... Pero no niego que en parte era mi intención :-) Mi historieta no es tan exagerada. Creo que la metáfora es muy, muy ajustada a lo que ha ocurrido.

Es que yo podría respetar (desde el más absoluto desacuerdo) que se votase eliminar la titulación de asturiano (que la Junta de Facultad ya aprobó hace mucho, pero las autoridades nunca pusieron en marcha). Lo que no puedo respetar son esos motivos.

Anónimo dijo...

Que opinara de esto el grupo de intelestuales de la UPyD en su alegado por la libertad de eleccion e igualdad de trato a tods las lenguas de ESPAÑÑÑÑÑIIIIA y todo lo que queda a su derecha en el arco politico (si es que hay algo)

Hiroshige dijo...

Ya me asustaste, que encima de lo del asturiano la armaran con la de informática... Lo curioso es que en los puñeteros planes de estudio de la formación básica sigue presente. La cuestión es ¿para qué si están haciendo esto?