Testu n"asturiano La crisis de Pepe

La verdá ye que nun entiendo un ren de lo que pasa nel PP. Bueno, sí lo entiendo si doi por fecho que de lo que se trata ye de ser califa en lugar del califa.

Si nun fora eso, como nun tengo ni idega de qué ye lo que quier camudar Rajoy, ni en qué tan d'alcuerdu nin dexen de talo, nun sé qué ye lo que nun-y gusta a María San Gil, ni a unos ni a otros. Nun sentí falar nada, pero nada, nada, de idegues ni de cambeos. Asina que los enfados que se traen unos colos otros nun tienen xacíu dalu pa mí.

Agora, si ye pa ser califa'n llugar del califa, anque nun pescancie nada, col maxín basta. Tan toos moviendo ficha, sotripándo-y la siella a Rajoy, buscando'l sitiu pa cuandu daquién reparta les migayes y preparando los cuchiellos pa Samartín. Por qué marcha la San Gil sigo ensin entendelo, pero nun soi tan llistu. (Tampoco la entendí cuandu echaba contra la policía, los xueces, el gobiernu... y los ponía de asesinos y conspiraores, anque son los que la defienden, y los supuestos cómplices los que la menacen.)

Abúltame que'l PP tuvo faciendo'l canelo cuatro años. Mandar a Acebes y a Zaplana a praos más verdes teníen que habelo fecho el 15 marzu. La autocrítica, tamién. Esta crisis teníen que habela montao d'aquella. ¿Por qué? Primero, porque yera lo xusto. Echar a la puta calle a aquellos personaxes (y dalgún más) yera obligáo (lo malo ye que con esta xente nun hai xusticia; Zaplana vien a la política con una mano delatre y otra detrás, fai perres nella, ríese de los valencianos, ríese de los españoles, y lo que-y dan ye... un premiu en Telefónica).

Segundo, porque de haber tao ocupáos con arreglase ente ellos, aforrábennos el espectáculu tan dolorosu y tan ridículu que dieron col 11-M, les conspiraciones, y la oposición indecente y vergoñosa que ficieron. Nunca nun vi cosa tala dende que tengo memoria, y espero nun velo más.

Y tercero, porque el espolín que tan armando agora ente ellos, pue vale-yos pa dalgo. El que armaron durante cuatro años valía namás que pa intentar llavá-y la cara a Acebes, y que nun reculara (anque tenía motivos); yera absurdo, una perda tiempu, y envede oposición ente'l 2004 y el 2008 ficieron una campaña eleutoral pal 14-M de 2004... Tou esi esfuerciu nun valió pa nada. Un esfuerciu pa camudar lo que hubiere que camudar, poner otra xente a trabayar, falar de lo que ficieron mal, puede que-yos valiera pa aportar a les eleiciones y ganales. Pero lo que ficieron foi el ridículo.

Agora nun sé qué van facer. Pero espero que faigan lo meyor. Lo meyor pa toos los ciudadanos, digo. Porque ehí hai xente que ya sé de lo que son capaces.

Mentantu, nun pueo negar que'l espectáculu ye buenu. Tolos díes pue ún reíse a gusto. El partíu que siempres se pinta como la seriedá, la unidá... y pierden unes eleiciones y destápase too. Los que frente a les mentires del 11-M al 14-M poníen na balanza aquelles tremendes manifestaciones convocáes por SMS poles fuercies del mal... agora tienen manifestaciones propies. El colmu de la risa ye cuandu Rajoy diz: "y no voy, que es lo que pretenden algunos... eeehh... desde fuera, a tirar la toalla.". ¡Dende fuera, diz! ¡Me parto! ¡Primero lo de la neña Esperanza y agora esto! ¡Esti home me mata!