Testu n"asturiano Inmigrantes y países y consensos

L'otru día un conocíu míu enteróse de que nun tenía seguru médicu dalu. Taba col pá nuna mutua, entamó a trabayar (colo que dióse de alta na Seguridá Social), y lluéu dexó de trabayar otra vegada (colo que se dio de baxa). Ún piensa que con eso vuelve a tar como enantes, pero no; polo visto hay que pedilo.

A lo que diba: falando de esi casu durante el papeléu que tuvo que facer, y tando yo con elli, hebo dos vegáes (dos) nes que dos presones diferentes dixeron daqué semeyo a "va haber que facese inmigrante pa que atiendan a ún, que llega cualquier inmigrante equí y tien seguridá social y de too, y ún que ye de equí non". Les presones que lo dixeron nun son neonazis, ni males; tolo contrario. Son xente que yo (ensin conocelos muncho, hai que decilo tamién) tengo por buena, o polo menos civilizá.

El otru día tuve nel médicu. Yera un día difícil, con unes coles de caer p'atrás (yo esperé más d'una hora). Hebía una muyer con pinta marroquí y ropa de esi estilu, que taba como impaciente. Paecióme que ella ficiera daqué mal, que nun vino a la hora que-y dixeron y vino a otra; bueno, ye igual, porque culpa d'ella o no, el casu ye que diben atendela sero (como a los demás). Pero debió de comentá-y daqué al chaval (¿trenta años?) que taba sentáu onde ella, un chavalón grande. A mí nun me fai gracia que la xente me diga la priesa que tien (tenémosla toos), y fáigome el sordu o dóy-yos la razón como a los borrachos. Pero esti home dixo a grandes voces que atenderíenla cuando-y tocara, como a los demás, y otres coses semeyes. Nun digo que la muyer tuviera razón, pero entrúgome hasta qué puntu esti home taba desfogándose con ella porque yera foriata (y de pasu muyer, tamién). Paecíalo. Nun sé si a mí diba reprendeme de esa manera a voces pa que tol mundu viera que mandaba él na so casa.

Güey, nel blog del mi amigu Labra, tuve una parpayuela con un alumnu chilenu d'él. Esti alumnu, falando del sentimientu anti-yanqui, nomó tamién un sentimientu anti-español que hai nos círculos d'él, polo de la conquista y tal. Y diz que güey tenémoslos agarráos col agua, la corriente (que son de capital español) y la economía, pero que ye lo mesmo, que los españoles vivimos pa les perres, y ellos (los latinos, diz; a los españoles nun los mete ehí, y supongo que a los italianos del Latium tampoco) viven pa vivir. Yo (ensin querer discutir) fice por faceme entender: que ni los españoles de güey conquistaron a naide (ni tolos de enantes), que el capital sácanos les perres si pué ensin miranos el pasaporte... Pero bueno, quedóme claro (y fízome pensar) que lo que piensa esti rapaz piénsenlo munchos como él, y que de toes maneres él nun va cambiar de opinión.

Toi fartu de programas de eliminatories (eso que polo visto tenemos que llamar castings). Hailos de cantantes, baillarines, modelos, de tóo y en toles cadenes. Pero ayeri vi ún que me prestó. El programa en sí mesmu non (cantaben, la mayoría, permal, y nun creo que lu vea más); ye que yera un programa de esos de talentos pero paecía fechu pa inmigrantes. Los concursantes yeren ecuatorianos, cubanos, rumanos, polacos... Nel xuráu ta Alejo Stivel y otra xente. Dempués de tantu programa de discusiones y de insultos y de faltosos veíes al xuráu tratar a la xente con respetu. Hebo una moza polaca que nun dio ni una sola nota nel sitiu (vamos, que nun tenía ni idega de cantar). Pues ellí veíes a Alejo Stivel, que en música de xuru que tien otres coses que facer, decí-y con tol tautu que "pasamos un buen ratu contigo, tamos enamoraos de la to forma de ser y de la to actitú, pero vocalmente nun tas tan prepará como otra xente que participa". Ya, páguen-y pa escuchala, pero duldo que lu obliguen a tratar a la xente con humanidá; eso fáilo porque quier. Alejo Stivel, otru inmigrante, otru sudaca, enseñándonos cómo se echa a una persona, ensin eufemismos, pero dexando la autoestima en paz.

Un programa como esi ye, de dalguna manera, discriminatoriu. Pero por otru lláu fai que se vea a esa xente que ta equí, que cuenta, que son persones, y que pueden facer el ridículo (o non) na televisión igual que cualquiera. Polo menos, ellos parecíen contentos, daquién pensó nellos, nun dexa de ser una oportunidá anque seya remota... y por oportunidáes tovía más remotes hebo munchos d'ellos que apostaron la vida nuna patera. Así que esos programas nun me gusten, pero esi cachín que vi nun foi el peor momentu del día.

Va tiempu tamién tuve una parpayuela nun foru falando del "problema" de la inmigración. Hebía xente que se quexaba de los Lating Kings y coses d'eses, y que decía que los sudamericanos ficiéronse dueños del parque Purificación Tomás. Onde yo vivo hay dellos sudamericanos tamién, y ficiéronse dueños del parque que hai delantre la mi casa. Pero ficiéronse dueños... porque tan tol día xugando al fúbol, y al voleybol, y charrando al aire llibre. ¿Pueo mirar mal a un montón de xente que tien viciu... de facer deporte?

Nun creo que les coses seyan de too o ná. Yo tamién taría muertu miedo si aportaren a España millones de nigerianos de golpe, y viera que va desapaecer el modu de vida que conozo, y sé que los campos de refuxiáos o les migraciones descontrolaes y masives son un infiernu. Tamién sé que hai mafies, y xente mala que vien a España. Y tamién me da pena que los foriatos que vienen son mui amigos entre ellos, pero pémeque nun se mezclen muncho (polo que seya) con los de equí. Pero al tiempu nu me queda otru remediu que pensar cuánto de lo que se diz ye verdá o mentira. Hai munches coses que nun sé si son verdá o no, pero delles sí sé que son mentira. Dalgún amigu míu ye inmigrante... y de xuru que se pue atopar a diez españoles que merecen que los echen de España por cada español que seya la mitá de buenu que esta xente.

Lo que pienso, y ponme tristayu, ye que de xuru que munches de les pendencies que tenemos son inventáes. Que, cuidáo, entiéndoles perfechamente: entiendo a los chilenos que odien a España, entiendo a los que tienen miedo cuando ven un grupu xitanos rumanos, como entiendo les vengances, o la envidia, o tantes coses del home. Precisamente porque les entiendo, pregúntome cuánto de civilizáo tenemos debaxo la capa pintura de nuevos ricos que llevamos.