Texto en español Cómo hacer un muro de piedra, paso a paso (I): Preliminares

Siguiente: Cimentación y encofrado

A raíz de mis experiencias albañileriles (¿albañilerísticas? ¿Albañilísticas? ¿Albañileras?) en casa de un amigo, hace ya tiempo que escribí un tutorial-documental sobre cómo se puede hacer un muro (más bien un murito) de piedra, sin tener mucha idea de nada. Huelga decir que hasta poco antes de esto yo no había tenido contacto alguno con cementos y similares (a no ser por el polvo que traía mi padre en el mono). Lo mejor es escuchar a un experto, claro; pero me parece que también tiene valor lo que dice el que está tan verde como tú. Pensaba subir esto a algún sitio de esos de tutoriales, pero como no vi ninguno convincente, me dije... pues al blog. Vamos a dejar de arreglar el mundo y a ver si colgamos aquí algo útil pa alguien.

Consideraciones previas, fundamentales:

Descarga de responsabilidad. Lo que se cuenta aquí ha funcionado, pero no significa que funcione siempre ni que sea la mejor solución en todos los casos. Ya adelanto que esta técnica probablemente no sirva, aplicada tal cual, para muros de contención, para muros de mayor altura que este (que no llega al metro), para muros que deban permitir el paso de agua... Se suministra esta información sin compromiso alguno, y blablabla. Vamos, que alla tú con lo que hagas.

Seguridad. Lo anterior lo digo sólo por si acaso hay algún pirao con ganas de pagar a un abogado, pero esto me apetece decirlo de verdad. No es broma. Vamos a trabajar con piedras. Cuando se encuentran en un campo gravitatorio, tienen cierta tendencia a caerse de las manos con una notable aceleración (9,8 m/seg. al cuadrado), independientemente de su peso. Además, en la vertical de nuestras manos frecuentemente están nuestros pies u otros miembros. Hay que trabajar con botas adecuadas. Además, se trabaja siempre, siempre, en todo momento, con guantes. Antes de dar cualquier golpe o hacer cualquier cosa que pueda hacer saltar materiales, hay que ponerse gafas adecuadas (cuestan un par de miserables euros). Si no te vistes apropiadamente para cada trabajo, eres un zopenco con todas las letras. Machacarse un dedo o un ojo no tiene vuelta atrás.

Vamos allá. Puedes pinchar en las fotos para verlas más grandes.

Objetivo: Se trata de hacer un murete bajo de piedra y hormigón para cerrar una finca. Tenemos unos simples pedruscos que no son nada buenos (no son piedras grandes ni con forma cuadrada). Y además no tenemos la habilidad ni los conocimientos ni la paciencia ni el tiempo que tiene la gente que realmente se dedica a esto. Así que el muro tendrá una textura irregular, y además se sostendrá gracias al hormigón, no a la perfecta colocación de las piedras (aunque intentaremos que lo parezca, claro).

Tampoco nos fiamos de saber darle al muro la verticalidad adecuada. Vamos, que tenemos que usar un método a prueba de manazas.

En nuestro caso se trata de sustituir un cerramiento de simples piedras amontonadas, usando esas mismas piedras. Este es el enemigo:





Los materiales fungibles que utilizaremos además de las piedras son cemento gris, trito y arena.

Y como herramientas para ayudarnos a montar el muro, que nos sostenga todo y no se nos vaya abajo (aquí está el truco para manazas) usaremos dos paneles de madera que harán de encofrado, entre los que pondremos las piedras. Cada panel está hecho con dos tablas de 250 cm x 30 cm x 3 cm, unidas con segmentos de una tabla de 200 cm x 20 cm x 3 cm. Las medidas no importan tanto, salvo el alto del panel; nuestro murete va a tener unos 60 cm, así que dos tablas de 30 nos vienen bien. Ojo, que si hacemos un panel demasiado alto nuestro brazo no llegará al fondo para trabajar. También importa que no sean tablones muy gruesos porque pesarán más y será más difícil moverlos (este panel ya pesa lo suyo). En este caso, el panel tiene 6 cm de grosor en las partes más anchas, y 3 cm en el resto.

Las tablas se han clavado con simples clavos (clavados con inclinaciones diversas, para que no se desclave todo a la mínima) y se han hecho con una de esas brocas gordísimas para madera los agujeros que se ven ahí.



Esos agujeros servirán para pasar por ellos unas varillas roscadas que serán las que mantengan los paneles para que no se separen. Y es que además de los paneles necesitamos varillas roscadas, las correspondientes tuercas, y tubo de PVC o de goma por el que puedan pasar las varillas roscadas. (Ya, seguramente no se entiende; paciencia, que se verá en las fotos). Con 5 varillas queda bien sujeto, aunque según el caso podemos incluso saltarnos alguna. Este tipo de varillas y tuercas es muy cómodo, porque los tablones quedan bien sujetos y las tuercas se ponen y quitan con facilidad. Cuestan una pastizara (a mí me salió esta broma por 30 ó 40 €, no recuerdo bien, pero dinero mejor gastao, en la vida). Las varillas que compré son de 1 m de largo, pero las serré pacientemente en trozos de 50 cm con un "páiker" (no sé cómo se escribe; una de esas sierras para cortar tubos y metales y cosas de esas).



Bueno, aparte hace falta hormigonera, pala, paletín, probablemente fesoria (azada) y puede que hasta un pico (no, no hablamos de droga ninguna). Para el acabado, si quieres dejarlo guapo y quitar el cemento sobrante, una maza (un martillo puede valer), cortafríos, cepillo de púas metálicas. (Para esto, insisto: imprescindible gafas de protección.)

Pues nada, ya vale de momento. Próximamente, el ataque de los clones, ¡digo!, el episodio 2: cimentación.


[Edito, que me faltaba la foto de las varillas y las tuercas]

Siguiente: Cimentación y encofrado

13 comentarios:

Santiago dijo...

Me gustó mucho el reportaje del muro.

Estoy haciendo un pequeño muro de contención y voy a adoptar la solución de la varilla roscada y tuercas con el tubo de pvc para mantener la separación entre los tablones.

Me gustaría saber dónde compraste esa varilla y las tuercas.

gracias

Guti dijo...

Hola, Santiago. Me alegro muchísimo si te sirve de algo. De eso se trataba...

Pues verás la varilla y las "tuercazas" que salen en las fotos las compré en Alvemaco, concretamente en Pruvia (Llanera, Asturias). No sé si tú vives por aquí, o si esta empresa tiene "sucursales" que te puedan pillar a mano, pero al menos te puede dar una idea. Hay una página www.alvemaco.com, pero hay secciones que están un poco... "en obras", digamos. Una empresa que vende grúas y máquinas grandes parece demasiado bestia para ir a comprar cosillas al por menor como estas (a mí me lo pareció, al menos) pero vamos, que sí que se puede y no me pusieron pegas.

Para cualquier otra cosa, aquí estoy. Un saludo.

Santiago dijo...

Muchas gracias por tu rápida respuesta.

Trabajo en Oviedo así que me acercaré a buscarlas.
Con respecto a tu obra, me llama la atención que hayas unido los dos tablones y las tablas.
Mi obra es muy parecida a la tuya, únicamente tendría un tablón más (99 cm), y viendo lo que pesan y adoptando tu método, veo que una vez realizados los agujeros por los que pasan las varillas, me parece más manejable tratar los tablones y los puntales verticales individualmente e ir uniéndolos con las propias varillas y tuercas.

¿qué te parece?

Guti dijo...

Pues la idea no me parece ninguna tontería, no se me había ocurrido. Manejándolo por partes uno no se deslomará tanto arrastrando tablas por ahí (estas no es que pesen una exageración, pero bueno, un poco sí hay que tirar por ellas). Y es verdad que con el tubo y las varillas se puede sostener el invento.

El único posible inconveniente que se me ocurre es que pueda costar trabajo colocarlo para nivelarlo bien, y eso. Al trabajar con los paneles completos, aunque me lleve un rato forrar, nivelar y demás, sólo manejo una pieza y la estructura está bastante consistente; no sé si al trabajar con más "piezas semi-sueltas" esta tarea se puede complicar o al contrario, ser incluso más fácil (a veces puede venir bien cierta flexibilidad). Supongo que merece la pena probar, porque a clavarlas siempre hay tiempo. Una vez puestas las varillas, a lo mejor ni se nota la diferencia.

Si ves que la idea funciona bien, coméntalo que lo dejamos aquí como consejo para futuros navegantes (y de paso lo pruebo yo también :-). Un saludo.

juan dijo...

juan
De que manera quedan los diferentes tramos de muros unidos unos sobre otros estructuralmente? colocan hierros es la ultima hilada en espera del proximo tramos de muro?
Cuantos dias deben pasar para desencofrar y realizar el nuevo tramo?

Guti dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Guti dijo...

Hola, juan. Pues verás, yo no hago nada especial para unirlos. Simplemente procuro que el final de un tramo no sea demasiado regular para que no se note la unión desde lejos; dejo piedras entrantes y salientes. Luego coloco el encofrado para el siguiente tramo montando un poco sobre el anterior, y continúo, encajando las nuevas piedras con las anteriores (te puedes hacer una idea viendo esta foto). Pero no me parece mala idea armar un poco el muro.

Respecto al tiempo para desencofrar, prácticamente "a ojo". Yo no suelo esperar a que esté seco del todo, porque al estar todavía un poco fresco me resulta más fácil eliminar el sobrante de las juntas; con 24 horas me vale. Vamos, lo justo para estar seguro de que no se desmorona, y a partir de ahí que seque al aire.

Mauge dijo...

Me encanto la publicacion y la forma grafica con la que la describes paso a paso. Me gustaria saber si utilizaste la tecnica en una vivienda y si tienes los detalles del ensamble de puertas o ventanas con la tecnica?;)

Guti dijo...

Hola, Mauge. Pues la respuesta es "no"; esto sólo me he atrevido a hacerlo para un cierre (aunque, sí, alrededor de una vivienda, pero vamos, si te refieres a hacer muros de la propia casa o cosas así, pues de eso nada). Y tampoco he hecho nada como poner puertas o ventanas.

Roberto dijo...

Roberto, quisiera preguntarte porque usas trito, ¿ no vale solo arena y cemento?

Guti dijo...

¡Hola, Roberto! Pues sí, vale cemento y arena; últimamente lo he hecho así. En su momento usé trito, digamos que para rellenar más con menos cemento, y el artículo lo escribí tal cual lo había hecho, pero luego hice algunos tramos con arena y cemento solos, y por ahora no se han caído :-)

Xuacu dijo...

Meca! taba mirando pela interne como facer una muria de piedra decente y nin se me paso pela cabeza que pudiere salir esti blog, que conozo d'otres coses (Gracies asturies.com!!!), ye verda que'l mundu ye un pañuelu...

Guti dijo...

Sí, Xuacu, delles veces dame polos estraviáos :-) pero paecióme que podía ser de les poques coses útiles que hai equí :-)

Préstame muncho que te puea valer pa dalgo.