Texto en español Peones negros en Oviedo

Ayer por la noche, cuando iba tranquilamente a mis clases de guitarra, en la Escandalera pude ver un montaje de unos individuos que se llamaban a sí mismos "peones negros". Esta gente es una especie de asociación, o no sé qué tipo de agrupación humana, que parecen estar convencidos de que en los atentados del 11-M nadie sabe nada de lo que pasó, y lo que pasó no es aquello a lo que las pruebas conocidas apuntan, sino algo fantásticamente contrario.

Habían puesto en la plaza unas mesas y una especie de urnas. Luego dieron una especie de discurso. Lo cierto es que no es que hubiera mucha gente, pero aun así me sorprendió que hubiera la que había.

Digo "una especie de urnas" porque aunque no lo intenté estoy casi seguro de que no se podía votar a favor o en contra de nada; supongo que solamente se podría uno sumar a su campaña (cuyos términos exactos, la verdad, no me interesaron demasiado, y dudo que ellos mismos los conozcan), lo que constituiría una curiosa utilización de las urnas, pero sería coherente con su actitud general.

Digo también "una especie de discurso" porque este movimiento (palabra que en tiempos no muy lejanos revalorizó un gran hombre de Estado) actúa de forma bastante contradictoria con la mayoría de las acepciones de la palabra "discurso", que hacen referencia a una reflexión o ejercicio del raciocinio.

Según su página web, la cosa se ha reducido a que quieren saber qué explosivo se utilizó en el atentado, para deducir (por misteriosos mecanismos de inferencia que ni siquiera mi doctorado me ayuda a llegar a comprender) todo lo demás.
Me pregunto qué es lo que hace que una serie de personas corrientes (en toda la grandeza de este término, ojo) de repente se vuelvan entendidas en materia tan poco difundida como los explosivos. Yo, personalmente, sé muy poco. Pero el texto que tienen en la mencionada página web me parecería de risa, si no diera más bien pena. Pocas veces he visto argumentos tan flojos, parciales (por incompletos, quiero decir) y pretenciosos. Dando como ciertas cosas que son afirmaciones totalmente arbitrarias sin ninguna base, y al mismo tiempo negando con anteojeras hechas a medida pruebas físicas validadas por jueces y profesionales. Contradiciéndose a sí mismos, usando para sus sospechas unos pseudo-razonamientos que (al parecer no se dan cuenta) podrían aplicarse, con mil veces más fuerza, precisamente para dar por válida la investigación que se ha realizado. Las personas que se suman a su iniciativa pueden actuar de mejor o peor fe, no lo sé, pero desde luego el que ha escrito el texto de la página web sólo puede ser malintencionado o completamente estúpido.

Creo que la búsqueda de la verdad (en general) pasa por querer realmente saber la verdad. Lo cierto es que tuve que contenerme al pasar por allí, cuando una señorita decía que querían saber esto, y lo otro, para no hacer una pequeña gamberrada y dar un grito:

- ¿Queréis saber? ¡Leeos el sumario! ¡Está todo allí!

Dudo que la mayoría de estas personas hayan echado un vistazo al auto de procesamiento, o al sumario, o tengan la más remota idea sobre explosivos que les permita tener sospechas fundadas de que la investigación se haya hecho mal. Están creyendo lo que les apetece creer. Los motivos me parecen, en todo caso, muy tristes. Sobre todo, en quien actúe de buena fe, porque estará sufriendo -y haciendo sufrir- sin motivo alguno.

Allí se quedaron, entre el resentimiento de los instigadores (que creo que estos no actúan por otro motivo) y, como mínimo, la absurda desilusión de los seguidores.

Espero que quien promueve estas cosas como mecanismo de agitación interesada lo pague, en esta vida o en la otra.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Guti, dices que casi gritas:

"- ¿Queréis saber? ¡Leeos el sumario! ¡Está todo allí!"

Supongo que tú lo habrás leído, y por eso sabes que está todo allí.

¿O quizás no te lo has leído, y por eso no te atreviste a gritarlo?

Si te lo has leído, por favor, ¿me podrías indicar dónde dice los componentes del explosivo que estalló en los trenes?. ¡No consigo encontrarlo!

Gracias.

Anónimo dijo...

Por cierto, que estáis invitados a asistir todos los 11 de cada mes, este jueves por ejemplo...

Guti dijo...

No me he leído el sumario, como no me he leído muchos de los sumarios que se han instruido en España. Sencillamente, porque en general confío en que se instruyen adecuadamente, y más un sumario como este.

Me he leído muchos, muchos artículos hablando sobre el particular, escritos por gente que sí se ha leído el sumario. Gente que aludía a páginas concretas ante las afirmaciones absurdas que algunos "expertos dignos de toda confianza" (del Pino, Moa o similares) han venido haciendo gratuitamente.

Yo es que personalmente no tengo excesivo interés en saber qué explosivo concreto se utilizó, entre otras cosas porque aunque lo sepa va a ser lo mismo. Ahora, eso sí, si tú eres experto en explosivos, a lo mejor te resulta una información utilísima, no lo sé.

Por cierto, ¿sabes qué explosivo se utilizó en el aparcamiento de la T4 el otro día? Había cientos de kilos, pero aún no lo saben... ¿Quizás ese atentado fue una conspiración del PP con elementos disidentes de ETA y agentes infiltrados de Venus para provocar un cambio de gobierno en las próximas elecciones?

Y finalmente, si no lo grité, no fue porque no me atreviera a partir de mis convicciones, sino simple, lisa y llanamente: por no molestar, por un lado, y por no hacer aprecio, por otro.

Si los días 11 de cada mes no tenéis nada mejor que hacer, allá vosotros.

Anónimo dijo...

Estimado Guti:

Unas puntualizaciones a tu noticia:

1.-La página web de Peones Negros no es la que señalas.

2.-Las urnas que viste no eran para "votar", si te hubieras informado un poco, eran para enviar un mensaje a la Asociación de Víctimas del Terrorismo tras los últimos atentados.

3.-"Leeros el sumario, está todo allí" pero tú no te lo has leído... entonces ¿cómo sabes que está todo allí?

Hay que informarse un poquito mejor antes de opinar y criticar, ¿no te parece?.

Guti dijo...

Estimado anónimo:

Gracias por tus puntualizaciones y tu intervención, y bienvenido a esta humilde página.

1.- Cierto, el enlace ha dejado de funcionar. Quitando "index2.html" de la dirección sí funciona, pero tampoco estoy seguro de que sea su página oficial, realmente.

2.- En mi propio artículo comentaba que no creía que se pudiera votar, que probablemente era para enviar adhesiones a su campaña. Lo que dices tú no es muy distinto. Pero sí estoy seguro de una cosa: no eran buzones, eran urnas.

3.- Ni leyéndose el sumario sabrás si está todo allí, porque por poder, puedes dudar (como hacen los peones negros) de que la realidad case con el sumario, de que existan físicamente los testigos citados en él, de que existan las pruebas realizadas, de que existieran realmente los trenes (todo el que no haya estado en Madrid aquel día podría ponerse farruco y decir que es todo un montaje). Puedes dudar de que exista yo, de que exista lo que te rodea... Ya lo dijo Descartes. Lo que pasa es que me niego a vivir en la esquizofrenia sin motivo. Confío en el sumario basándome en mi experiencia personal y en lo que han ido diciendo unos y otros. Los conspiranoicos no han hecho más que el ridículo (mientras han sido útiles a los politicastros que los manipulaban, porque hace un tiempecito, no sé si lo notas, que no se menea tanto el asunto; y es que se acercan las elecciones y ahora toca hacer de poli bueno).