Texto en español Manipulación (II)

Hace unos días escribí sobre un informe pericial que pretendía (con mucha gana, poco disimulo y menos fundamento) relacionar el 11-M con ETA. (No tengo nada en contra de que se relacione el 11-M con ETA, sólo tengo algo contra las falsedades, que quede claro).

Casi no me dio ni tiempo. Yo me limité al supuesto informe original, en sí mismo (¡ya había bastante de lo que hablar!), sin entrar en opiniones ni consideraciones sobre las intenciones de los peritos (que sólo conocen ellos) ni sobre lo que yo creía que había pasado realmente con ese informe. Si hubiera aventurado algo, hoy podría empezar el artículo con un "Ya lo decía yo", de esos tan triunfales y estúpidos. Resulta que ahora los peritos acaban como imputados por un delito de falsedad. Realmente, no pensé que los peritos hubieran llegado al extremo de falsificar nada, pero por lo demás (su jefe rechazando el informe y haciéndolo -bien- él mismo) lo habría escrito con pelos y señales. He perdido la oportunidad de quedar como un listo, supongo.

El Mundo, que publicó una sarta de mentiras interesadas sobre ese informe, da la noticia (qué se le va a hacer), aunque se centra en desviar la atención incidiendo en que según una tal María Peral el juez Garzón no es competente para juzgar o instruir este asunto.

No sé si María Peral sabe mucho o poco de derecho, pero lo que no parecen entender en El Mundo es que nos da exactamente igual si Garzón puede o no intervenir; eso son tecnicismos. Si no puede, ya llevará adelante la imputación otro juez. Por otra parte, no doy por hecho que los tres peritos sean culpables de nada ni vayan a ir la cárcel mientras no se los haya juzgado, aunque a mi modo de ver ya han dado motivos más que suficientes para una inhabilitación. Lo que no se puede negar es que El Mundo ha dado un patinazo de los que hacen época, y a alguien le ha salido el tiro por la culata. Pero ellos a lo suyo, al sostenella y no enmendalla: se limitan al "entonces... Garzón, malo". Como si nos importara...

Lo que nos importaría a los lectores es encontrar una nota de disculpa o desmentido, pero no la he visto. Este periódico está dilapidando su patrimonio, conseguido después de muchos años de trabajo ingente. En su momento lucharon por convencer a la ciudadanía de que era imposible que un puñado de policías de una comisaría secuestrara a un ciudadano sin el conocimiento de los ministros y el Presidente (y eso que tal cosa era, por lo menos, físicamente posible). Ahora es al revés, pero multiplicado por 1.000: tratan de convencer a la ciudadanía de que una operación conspirativa que no tiene precedentes en la historia de la Humanidad por sus dimensiones y por el número de implicados y colaboradores necesarios de las fuerzas de seguridad (varias), el ejército, los servicios secretos, la judicatura, la sanidad... fue perpetrada en la sombra sin el conocimiento del Gobierno de entonces, ni del Ministro del Interior, ni de sus mandos de confianza. Y quieren convencernos, además, de que en más de dos años no ha habido ningún cabo suelto en esta conspiración.

Estoy abierto a creer cualquier cosa, si me la demuestran. Pero la evidencia científica hace que esas afirmaciones, hoy por hoy, sean ridículas.

Entre otras cosas, porque un partido capaz de organizar una conspiración tan titánica y llevarla a cabo a escondidas, bajo las narices de un gobierno que lleva ocho años en el poder (cuatro con mayoría absoluta), y con tan milimétrica precisión... no necesitaría para nada ganar unas elecciones. Serían, de facto, los dueños del país y del mundo (y no me refiero a los periódicos).