Texto en español Las donaciones de médula

Ha habido cierta polémica sobre una empresa alemana que pretendía, pretende, gestionar donantes de médula españoles y organizó una campaña de captación de donantes en Avilés. La Organización Nacional de Transplantes denunció sus prácticas, y la empresa denunció a su vez a la ONT. La cosa se complicó además al aparecer enmedio un tal Hugo que es el que al parecer se benefició de los servicios de esa empresa.

Es difícil formarse una opinión sobre algo de lo que uno no sabe gran cosa, y habiendo en juego vidas y saludes. Pero voy a ser temerario.

De un lado, tenemos a la ONT y la sanidad pública española.

Del otro, una empresa.

Pues ya está. Ya tengo una opinión. No necesito más.

Si necesitara más, resulta que estos tipos, en su comparecencia pública, usan argumentos tan rastreros y tan hijoputas como "qué harías tú si un ser querido necesitara médula", y acusan a las autoridades españolas de estar planteándose una ley "antivida". Utilizan a los pacientes, nuestro miedo y nuestra desesperación para justificar su negocio.

Señores alemanes: si un ser querido necesitara médula, igual hasta sería capaz de cargarme a un semejante y sacarle la médula yo mismo con un vaciador de patatas. ¿Y qué?

Aun sin saber mucho del asunto, DKMS me parecen gentuza. Llámenlo prejuicios, si quieren. Además, JAMÁS me fiaría, en materia de transplantes, de un tipo que se parece tanto a Montgomery Burns.

Luego llega gente que sabe más, como Sergio del Molino, y dice algunas otras cosas. Y Sergio sabe de lo que habla, así, en general, pero en este caso mucho más.

Así que me ratifico. Gentuza peligrosa.

Por otro lado, la opinión de alguien como Hugo sobre la supuesta burocracia y presunta lentitud del sistema español es, sin duda, la menos indicada, la menos válida para el caso general. Viene a ser como si el padre de una niña asesinada es nombrado asesor de justicia en un partido, o se pide a las víctimas del terrorismo su opinión sobre asuntos penales.

Ah, perdón. Que eso ya ha ocurrido.