Texto en español Sexismo en el Congreso

Recientemente, ha pasado casi desapercibido un episodio de sexismo intolerable, que no me explico cómo no se ha denunciado, ni ha costado el puesto, ni siquiera una disculpa, a su responsable.

Resulta que hace poco el Presidente de la Cámara, José Bono, llamó la atención a una diputada por su indumentaria. Está en los diarios de sesiones. Sí, como lo lees. La reconvino sobre las prendas que llevaba, de una manera que, evidentemente, sólo puede referirse a prendas femeninas, y aludió a una norma no escrita, norma que de manera evidente no afecta a sus compañeros varones. Y no es la primera vez que lo hace; su posición respecto a la vestimenta femenina es pública y notoria. No quiere que las diputadas vayan demasiado informales según su criterio, no le parece que estén observando el debido decoro, y ya se lo ha dicho a la prensa también.

Bueno, no es exacto. Todo es rigurosamente cierto, salvo que hay que cambiar un sexo por el otro. Esto se refirió a un diputado y su corbata.

Si esto resultaría intolerable en todos sus términos referido a una mujer, que alguien me explique por qué no ha sido así en el caso de referirse a la ropa que lleva puesta un hombre.