Texto en español Victimismo

Hay palabras cuyo uso y abuso, inevitablemente, las pervierte, hasta que las destruye. Después, por ejemplo, del uso que tantos fumadores han hecho de la "tolerancia", cuando oigo esa palabra echo a correr. Acabará pasando lo mismo con "víctima", igual que pasa con el miedo al lobo en el cuento de Pascualín.

Recordamos, por ejemplo, cómo las elecciones de 2004 las perdió el PP por una conspiración mundial orquestada por un PSOE entonces en la oposición. Cuatro años después, el candidato que tenía que haber sido presidente volvió a perder, esta vez sin atentados de por medio. No hubo rectificación alguna.

Hace un tiempo, la ciudadanía se rebeló contra la entrada de España en una guerra, desempeñando un papel muy visible personas como Javier Bardem o Guillermo Toledo. Para el PP, todos estos eran unos paniaguados, vendidos a las subvenciones, que no actuaban así por razones de conciencia, sino por partidismo y conveniencia económica. Eran "titiriteros". Un tiempo después, algunos de estos "titiriteros" arman todo el ruido que pueden en relación con el Sahara y con la situación de Aminatou Haidar. Guillermo Toledo ha dicho palabras durísimas (escuchen la entrevista) contra el gobierno, Zapatero, Moratinos, Jerónimo Saavedra, Felipe González... Javier Bardem y otros no se han quedado muy atrás. Pero ¿no eran los titiriteros unas marionetas del PSOE?

También podríamos hablar de esposas. Fue tremenda la polémica por la detención de miembros del PP en Baleares a los que se pudo ver esposados, hasta el punto de que el PP pidió que el Parlamento se hablara de la persecución a que era sometido el PP. Sin embargo, poco después hemos podido ver a los detenidos de la Operación Pretoria... esposados y portando unas llamativas bolsas azules. ¿Es que la persecución ha cambiado de objetivo?

También tenemos para rato con SITEL. Resulta que aparentemente (si nos fiamos de Rajoy y sus secuaces) el gobierno de Aznar tiró diez millones de euros en un trasto que es ilegal y que no utilizaron nunca ni iban a utilizar. Ahora han llegado los malos, es decir, Rubalcaba, que lo utiliza para espiar todo el día a los miembros del PP. (No quieren darse cuenta de que el PP se espía perfectamente a sí mismo sin ayuda de nadie...)

En fin. Que en vista de cómo son las "víctimas" empieza uno a dudar... ¿No habrán sido los mártires los que se comían a los leones en el circo?

1 comentario:

Rose dijo...

Como un partido de tenis,pin,pan,pin,pan,pina,pan...
Así me suena todo lo relativo al PP y al PSOE.
España mira y el político conspira,pin,pan,pin,pan....
Al final,ye lo de siempre,el poder les gusta a todos.
(y digo "les", afortunadamente soy de otra pasta)