Texto en español Prostitución

Cuando he oído exponer como dogma o como axioma lo indigna y lo denigrante que es la prostitución, no he podido evitar pensar fríamente en el asunto, y nunca he tenido claro cuál es el argumento. Y menos aún cuando alegremente una política, universitaria, atractiva y liberada culpa de todo a los clientes, con aquello de "sin clientes no habría prostitución".

Creo que antes de lanzarse a ese tipo de cruzadas habría que tener en cuenta cosas como esta.

No he conseguido ver indignidad en las personas que salen ahí.

4 comentarios:

Rose dijo...

Ardua cuestión,la que planteas....¿dónde empieza lo moralmente correcto y hasta dónde llega nuestro derecho a juzgar a esta mujer?...
Desde luego,lo sórdido de la prostitución es el lado oscuro que tiene todo el entramado de trata de mujeres y/o niñas o el hecho de obligar a alguien a hacerlo en contra de su voluntad...
desde luego no estoy en contra de lo que hace ,aunque creo que llegado el caso sería incapaz de plantearme algo así...aunque también sería incapaz de cambiarle los pañales a un abuelete,lo siento....
¿Cuestión de estómago?,¿cuestión de principios?...ahhhh,la fame ye muy mala!!

Abrazu jazzeru;)

Guti dijo...

Efectivamente, mis dudas surgen de que no consigo encontrar un argumento racional que convierta la venta del cuerpo para satisfacer una necesidad sexual ajena en algo intrínsecamente más perverso que vender el cuerpo par satisfacer otro tipo de necesidades.

Un masajista, un fisioterapeuta, un dentista, un proctólogo, un albañil, un picapedrero... en principio no los juzgamos. No importa mucho cuán barato o caro se vendan, ni sus motivos. Evidentemente, alguien que está picando piedra secuestrado y amenazaso sí es algo deleznable, pero lo que nos preocupa es el secuestro.

Y en un albañil que arriesga la vida y se llena los pulmones de inmundicias trabajando con la amoladora o limpiando un sótano, y no lo hace por gusto, sino por necesidad, tampoco hacemos juicios morales. Nos parece hasta digno que se sacrifique. Y cuando alguien trata a un albañil como a un esclavo, o lo humilla o lo mira por encima del hombro, lo censuramos, pero el problema no es la albañilería en sí misma.

No sé, con lo de la prostitución veo que hay mucha reflexión pendiente. Es diferente a todo esto. ¿Por qué? ¿En qué?

Un abrazu pa ti también...

Rose dijo...

Supongo que 2009 años de tradición judeo-cristiana dando la lata con el tema del pecado, la virginidad ,la moral y demás tiene mucho que ver(seguro que es algo que ya transmitimos a nivel de genes,a veces lo creo,en serio)...
Pero deberías escuchar la historia de un buen amigo cubano de cómo ,a los 11 años,tuvo su 1er encuentro sexual-desmitificándolo para siempre,claro- y cómo a los 19 se dedicaba a jinetear gringas maduritas a cambio de ron o una cena...hay de todo menos repulsa, realmente te lo relata en un plan anecdótico,sin importarle el hecho de que "vendía" su cuerpo..
Yo tampoco soy capaz,por mucho que abro mi mente,de darle un sentido racional,y por mucho que te ponga a propósito el ejemplo de Cuba como "burbuja" cultural....en fin,daría para muchos posts el temita.

Sergio dijo...

Yo en esta cuestión lo que tengo sobre todo es un problema de alergia. Y eso que ni las gramíneas, ni los ácaros, ni ningún alimento, ni el látex me causan problema alguno. Sólo veo riesgo de shock anafiláctico en que me transfundan sangre que no sea compatible con mi condición de B+. Pero tengo una profunda alergia a los dogmatismos.

Y cuando oigo a un sector del feminismo sentar cátedra sobre lo intolerable que es que un ser humano alquile su cuerpo y "enseñarles" a las prostitutas que son unas víctimas de la sociedad machista, no puedo evitar una sensación de que están tratando a unas mujeres mayores de edad ( hablo, naturalmente, de las que lo son, y ejercen la prostitución sin estar sometidas a coacción ) como si fueran gilipollas o estuvieran incapacitadas. Y recordar aquella canción de Víctor Manuel de "No me defiendas tanto".

Además, yo me llevo prostituyendo décadas.... he ido a trabajos deleznables, no valorados y mal remunerados durante meses, y en ellos usaba mi cuerpo... ¿ dónde está la línea moral cualitativa que separa eso de la prostitución ? ¿ En que mi empresario no se quitaba la ropa ?

A mí lo que me cuesta entender, salvo por la inercia y porque cualquier actuación en cualquier sentido resta votos a quien la haga, es la ALEGALIDAD española. Entendería la legalización, entendería la ilegalización.... ¿ Pero cómo puede ser ALEGAL una actividad que mueve cantidades ingentes de dinero ? No hay un epígrafe del IAE ni del CNAE que ponga prostituto/a. No se le puede emitir una factura con su IVA a un cliente del sexo ( salvo que se lo factures como otra cosa, y, digámoslo, eso es un fraude de ley, consentido pero fraude de ley). Una persona no puede cotizar para su jubilación , su ILT, la cobertura de un desempleo como puta. Las compañías de seguros no tienen productos para asegurar los riesgos del oficio,... En fin, medio en broma medio en serio, ya no te digo nada de ir a una correduría de seguros a preguntar cuánto te cobran por una cobertura ante demandas por mala praxis profesional :-) [ y en cambio en pleno centro ciudad se pueden ver carteles enormes de ofertas de cubrir el riesgo de que te multen o te retiren el carnet de conducir por conductas que no sólo son ilícitas, sino que causan graves riesgo para la vida de terceros inocentes como corderitos]

Como diría el gran Forges: ¡¡¡ Paíiiiiiiiiiiis !!!