Texto en español La dichosa Jade Goody

Vamos a ver.

No conozco apenas a Jade Goody, porque no me interesan en lo más mínimo los concursos de tipo "gran hermano". No, de verdad que no. No he seguido ninguno. He visto alguna escenita, claro, pero que nadie venga a decirme "¡¡¡Aaaaahh!!! ¡Entonces, en el fondo, un poco sí que te interesa!" No. He visto a María Teresa Campos muchas veces, y me repugna. He leído sobre el genodicio en el congo belga, y lo detesto. No me interesan las payasadas de gran hermano, y punto.

Pero por lo poco que he averiguado sin querer, esta tal Jade Goody no era más que una profesional de ese género. Es un nuevo oficio, creo. La especulación inmobiliaria es un oficio, y creo que no aporta nada positivo a la sociedad. Y esta tipa tampoco. Así de simple. Ni me va ni me viene.

Lo que sí me cabrea un poquito son cosas como esta que leo en El País.

el primer ministro británico, Gordon Brown, ha emitido un comunicado expresando su "tristeza" al conocer el fallecimiento de "una mujer valiente en la vida y en la muerte". "Todo el país admiraba su determinación para asegurar el futuro de sus hijos", ha añadido Brown


Las mujeres valientes son otra cosa. Yo conozco a varias. Y no tienen mucho en común con Jade Goody.

Las mujeres valientes, primer ministro de pacotilla, son las que afrontan un cáncer que amenaza su vida, y lo afrontan sin tener más recursos que antes del diagnóstico, sino frecuentemente menos. Son las que pueden tener que dejar a sus hijos solos ante la vida, sin ayuda de nadie. Y por lo general, señor Brown, no las conoce nadie más que sus seres queridos. Que pueden ser muchos, pero en ningún caso tantos como idiotas hay viendo la televisión.

Esta mujer ya se dedicaba a esto antes de estar enferma. Lo único que hizo fue seguir cobrando, y beneficiarse de su enfermedad para ganar más dinero. No tiene mucho de valiente, sino de oportunista. Contrajo una enfermedad (y lo siento por ella) y se limitó a sacar provecho. Se puede decir que fue hábil, o que sacó el máximo partido de la situación. Pero no que fue especialmente valiente. En realidad, hizo lo más cómodo: venderse, como había venido haciendo.

No, no admiro a esa señora. No admiro a quienes ejercen su oficio, y respecto a las personas que contraen una enfermedad, para mí siguen siendo personas admirables por sus actos, y no por la enfermedad, que no es ni mérito suyo ni culpa suya. Y la tal Goody ha seguido siendo lo mismo, antes y después.

Espero que la siguiente ayudante de dentista que contraiga una enfermedad y se preocupe por el futuro de sus hijos merezca una carta de condolencia de Gordon Brown. Ese era el oficio de Goody antes de la tele. A esa Goody sí podría haberla admirado. Admiro a mi dentista y a su ayudante.

Por cierto, lo que ha dejado en herencia a sus hijos es dinero, junto con otra serie de cosas más largas de describir. Tengo muy serias dudas de que en conjunto el paquete merezca la pena o sea una herencia positiva. Así que está por ver que como madre haya demostrado un talento especial. Eso de "asegurar el futuro de sus hijos"... temo más bien que lo haya hipotecado. No les arriendo la ganancia, la verdad.

Quizás soy un poco duro, pero es lo que hay. Lo siento.

3 comentarios:

Rkan dijo...

Estaba a punto de leer lo que escribías de Jane, pero mira, paso :p prefiero no enterarme, lo que sé es por los titulares de periódicos (osea poco, que murió y tal) y prefiero no saber más. Yo no voy a contribuir :D

Aqui se aplicaría eso de: "Se lo suficiente como para no querer saber mas" que tan bueno es en unos casos y tan malo en otros..

Rose dijo...

Muy buen post,Guti,si señor...lo que son las cosas,acabo de llegar de Irlanda donde literalmente vi en directo la muerte "televisiva2 de la tipeja esta y previa información de mis amigos irlandeses que si siguen gran hermano o lo que sea que fuere el concurso de donde salió esta elementa,me puse un poco al día de la historia.
te comento :viendo un porgrama deportivo ,aparece un comunicado oficial en plan telediario intruso en el que comentan lo de la muerte de la tía esta y lo del primer ministro que le da las condolencias a la madre, a la sazón una paisana de unos 50 años,sin dientes (irónico,¿no?)
Pa mexar y no echar gota.tenías que ver la puerta de la casa llena de flores y la peña llorando y dejando cartitas en plan funeral de Lady Di.Conmoción nacional....
y lo peor es que tienes razón,los críos tienen entre sus opciones de futuro ser concursantes de gran hermano.
Probe de mi...yo quería ser profesora y cantante.

Guti dijo...

Rkan: me parece una postura muy, muy adecuada (aparte de que todo lo que me dejes de leer, eso que llevas ganao XD) Yo intento hacer lo mismo con todas estas cosas. En este caso acabé escribiendo... por culpa de Brown, en realidad, que no pude evitar oírlo y no pude evitar desahogarme. Pero está visto que voy a tener que dejar de escuchar también a los primeros ministros (si es que no aprendo... mira que me han dao motivos ya.)

Rose: ¡gracias! Pa que el PM se moje con mensajes de condolencias tiene que ser que le compensa (o sea, mucho votante interesado en el tema), así que me imagino que ver allí en directo la conmoción de la peña debe de ser increíble. Juro que mientras escribía pensé en recordar la estupidez que rodeó y rodea a Lady Di... y por lo que dices, por ahí van los tiros. Increíble. Estos ingleses son capaces de cosas incomprensibles. Un día te calzan el mejor documental de la historia, y al día siguiente... pos esto.

Ah, yo a los profesores y a los cantantes sí que los admiro. Ni compares.