Texto en español Laptop meltdown

Anteayer fui testigo de un comportamiento autodestructivo en un ordenador.

La secuencia de operaciones es como sigue. Primero, los antecedentes. Habitualmente cierro el portátil simplemente cerrando la tapa, y pasa a hibernación. Pero por alguna razón que me da pereza averiguar, es una "hibernación" que gasta batería; no se duerme del todo, se queda medio tonto nada más. (Lo cual es una mejora respecto a su estado habitual, a saber, tonto del todo.)

Anteayer me llevé el portátil a casa. Lo cerré, lo metí en la funda, me fui. Y ya por la tarde, cuando lo fui a sacar... se notaba el calor a través de la funda (y es una funda de las gansas).

El muy idiota estaba diciendo algo como que "nosequé programa no permitía a Windows pasar a modo de hibernación". Consecuencia: seguía encendido. Pero con todas las salidas de ventilación cerradas en el sofocante interior de la funda acolchada. Como si tienes cuarenta de fiebre en julio y te metes debajo de una funda nórdica.

Juro que pensé que se me derretía en las manos como una tableta de chocolate. No sé de qué material está hecho, pero aguanta lo suyo el calor.

Así que estuvo al borde de la fusión. Se me ocurre que esa expresión core meltdown que se usa (no muy frecuentemente, por fortuna) para las centrales nucleares es aplicable a los ordenadores (core era como se llamaba antes a las memorias de núcleos de ferrita).

Así que, nenos, ya sabéis: si vais a meter el portátil en la funda, no lo hagáis hasta que esté apagado. Si no, el muy idiota puede morir de un calentón. (Voy a ahorraros todas las analogías baratas en las que podría pensar.)

6 comentarios:

Sergio dijo...

Guti, lamento informarte que tu incidencia se debe a que tienes un virus peligrosísimo en tu portátil: se llama Windows y hay múltiples variantes. Existe el XP, que , una vez que te acostumbras a él, no es muy peligroso, basta que lleguéis entre los dos a unos mínimos acuerdos de convivencia ( yo no te hago daño a ti y tú no me hagas daño a mí; yo soy más grosero que tú y voy a decir, por tanto, una grosería - "grosero es el que dice groserías", Forrest Gump -: es como el chiste del que le tiene miedo al dentista, y cuando se sienta en su silla, le agarra por sus partes, y le dice: ¿verdad, doctor, que ni usted me va a hacer daño a mí ni yo le voy a hacer daño a usted ? ).

Hay una variedad mucho más dañina, se llama Windows Vista, pero se puede convertir en XP sin ninguna dificultad y creo que, ante las numerosas quejas recibidas de clientes que recibieron un ordenador con ese virus preinstalado, con el beneplácito de la empresa responsable de ambos virus.

Por cierto, comentábamos hace meses que no sabíamos qué era eso de la "autoría intelectual". Acabo de darme cuenta, es el grado de participación de William Henry Gates III en la creación de dichos virus. Por fortuna, en la creación del embrión de su abuelo intervino nada menos que el grandísimo Dave Cutler, lo cual permitió que hoy esos virus sean mucho menos dañinos ( a veces incluso son útiles ) de lo que hubieran sido sin su intervención.

Por cierto, ¿has considerado la posibilidad de eliminar el virus de tu ordenador e instalar en su lugar un sistema operativo, tal como GNU/Linux ?

Miguel Herrero dijo...

Siempre hay que comprobar si el portátil se apaga, solo por si las moscas.

El modo que llamas de medio-hibernación es la suspensión. En él se refresca la RAM para que no pierda la información.

En la hibernación "pura" se vuelca la RAM al disco duro y se apaga completamente el ordenador.

P.D.: si intento hibernar mi ordenador en linux me salta un pantallazo azul :P

Sergio dijo...

Ja, ja , ja, ja...

Genial lo del pantallazo azul, D. Miguel Herrero :-)

Mr. Rounded dijo...

Mi antiguo portatil no me dejaba hibernarlo en absoluto por ¡el driver del teclado! ¿?

Ah, y era un XP.... :P

Nunca consegui hibernarlo ni tras reinstalarlo N veces ni averiguar que le pasaba, asi que ahora tengo el habito de apagarlo todo (aunque el nuevo va perfectamente....con Vista :D)

Guti dijo...

Bueno, no he utilizado Linux más que unos minutos, pero he sufrido muy diversas versiones de Windows, y XP es más que pasable. No me acabo de creer que Linux vaya "tan mejor" que XP :-)

Vista reconozco que no lo he tocado todavía. Pero me he vuelto muy práctico. Quiero el ordenador para usarlo, y si XP me resuelve la papeleta... no me molesto en probar otra cosa. Claro, por cuestiones laborales sí... pero todavía no me ha tocado meterme con ello. No hay prisa.

Lo de la hibernación sí sé que hay varios modos (gracias, Miguel, por la precisión) pero bueno, en el menú de apagado no me sale hibernar (no sé si debería), sólo suspender. En vez de estar aquí escribiendo debería estar entrando en el panel de control a resolverlo de una vez... Pero entonces no habría puesto a prueba la disipación térmica, así que la vagancia también tiene su premio. (Que se sepa que al parecer los Dell Latitude no lo hacen del todo mal, lo de aguantar el calor.)

servidora dijo...

Haría dos o tres meses que me había comprado mi iBook de 12 pulgadas... buf, el niño de mis ojos, llevaba yo el "misal de la Primera Comunión" como oro en paño.

En una de estas, se torra. Yo no sabía que la estrategia del Mac es ponerse solito en posición descansen... el caso es que sólo notaba que estaba muuuuuuuuy caliente.

No os ríais, lo metí en la nevera. Buenos, dos minutos: lo suficiente para tranquilizarme, enfriarme yo, pensar qué coñes habría pasado y optar por esperar tranquila a que se le acabara lo que quedaba de batería y se enfriara a gustirrilín ;-)