Texto en español Estudios polémicos

Marie Curie es una heroína. Si hubiera nacido en otro sitio, quizás no habría pasado de prostituta en los suburbios de Nueva Delhi y habría muerto de sífilis a los dieciséis años. Pero a la vez, quizás su historia personal fuera unan lección aún mayor de coraje, no por desconocida y anónima menos valiosa. La mayor diferencia sería que, por así decir, no habría un elemento químico con su nombre. Por consideraciones como estas, no soy especialmente mitómano.

Quiero decir con esta deriva de despropósitos que las ordenaciones tienen sentido en abstracto, pero las ordenaciones o escalafones hechos sobre personas no me parecen tan importantes. Quizás por eso nunca he pensado que James Watson (ni Francis Crick) sea una persona mucho más valiosa que otras. Lo que importa es su descubrimiento, la estructura molecular del ADN, y que estaban en la situación adecuada para hacerlo (lo que incluye sus cualidades personales, cómo no, pero estas las tenía probablemente en mayor grado cualquier madre soltera en la España de 1940). Los premios Nobel, como ordenación implícita que representan de la valía de las personas, me parecen algo bastante poco relevante, y mi desprecio definitivo llegó con la concesión del Nobel de la Paz a Henry Kissinger.

Y precisamente (ahí quería llegar) porque en términos generales no me interesan en demasía las coronas de laurel, tampoco me interesan en demasía la opinión de James Watson ni su persona, y no he creído necesario documentarme sobre qué dijo realmente en relación con la inteligencia de los negros, o de las mujeres. Probablemente el tipo sea un gilipollas, o un fundamentalista. O quizás no; quizás sea un científico de primer orden. Las dos cosas pueden ser ciertas. Todo depende de:

a) Cómo defina Watson la inteligencia a la que se refiere al comparar hombres y mujeres, blancos y negros (y la definición de inteligencia es un problema no resuelto).

b) En qué magnitudes observables, y en qué estudios, se basa Watson para hacer sus afirmaciones.

Y punto. Si estamos hablando de ciencia, no hay más. Todo lo demás son interpretaciones ajenas a la verdad científica.

Como consecuencia de esta polémica, me surgen varias preguntas.

  • ¿Qué pasa si se demuestra científicamente que las mujeres son menos inteligentes que los hombres (o viceversa), para una definición dada de inteligencia?
  • ¿Es legítimo estudiar si las mujeres son más inteligentes que los hombres?
  • ¿Es legítimo estudiar si los hombres son más inteligentes que las mujeres?

La medición precisa de la inteligencia no me interesa demasiado, y además sospecho que la variación es mayor entre individuos (afectados cada uno por miles de variables) que entre clases de equivalencia (determinadas por una sola variable como el sexo o la raza). Pero sí me parece interesante el debate entre lo que se puede estudiar y lo que no, lo que se puede afirmar y lo que no. Hace siglos había que andar con mucho cuidado antes de afirmar cualquier cosa sobre los planetas y la gravedad. ¿Debe la ciencia autocensurarse? ¿Debe autocensurarse pensando en efectos físicos o biológicos devastadores (como una investigación genética peligrosa)? ¿Debe autocensurarse pensando en efectos culturales o de opinión pública?

Interesante cuestión. Pero no deja de llamarme la atención que se desautorice furiosamente a un científico solamente por lo inconveniente de sus afirmaciones, no por lo inconsistente del método por el que ha llegado a tales certezas.

Creo que ese dogmatismo ideológico es, probablemente, tan peligroso como algunos de los estudios científicos que nos asustan.

5 comentarios:

elhefe dijo...

Algo oí yo de las diferentes reacciones de distintas razas a mismos medicamentos(pero no me acuerdo bien). En resumen, era que los negros no aceptaban igual que los blancos un tipo de medicamento, entonces hacían distintos medicamentos. Pero con el lema de que somos todos iguales pues dejaron de investigar como si fuésemos diferentes y cogieron un solo hilo de investigación.¿Os suena de algo? No me pude explicar bien porque no se realmente como era, sé que escuche algo que se parecía a eso. Está claro que no somos iguales ni las mujeres con los hombres ni los decolorados con los colorados, pero está claro que tampoco somos unos mejores que otros.
Un saludo.

Guti dijo...

Sobre el medicamento ese, algo me suena. Y en House :-) también se hablaba de una respuesta levemente diferente de los negros (¿era en relación con la diabetes? No me acuerdo).

Como digo, no creo demasiado en la medición de la inteligencia, y tampoco en la investigación sobre personas porque somos demasiado complejas para aislar una variable. Pero sí me parece importante plantearse si tenemos nuestros "tabúes" científicos.

Respecto a Watson, me da que sus afirmaciones no se sostienen científicamente, lo que lo dejaría desacreditado como un carca estúpido, pero también debería arruinar su prestigio científico, al hacer afirmaciones como esas sin la base adecuada.

Loki dijo...

¿Alguién me puede indicar dónde puedo leer la fuente de las declaraciones? Es que no la he econtrado.

Como nota curiosa, copie y pego una frase de su discurso en los Nobel:

"We must thus believe strongly in our ideas, often to point where they may seem tiresome and bothersome and even arrogant to our colleagues"

Esfer dijo...

Todavía está por demostrarse que la inteligencia humana existe...

Lo único que creo es que a ese paisano ya se la suda todo y simplemente dejó caer su opinión (basada en hechos científicos o en experiencias personales).

También puede ser que el tío simplemente quisiera hacerse famoso y salir en mil blogs el mismo día. Unos inventan memes y hoax, otros se programan bots... él dijo algo políticamente incorrecto y venga, un al estrellato del blog. Que levanten la mano los que le conocían por sus descubrimientos...

Hiroshige dijo...

Ahí tienes un tema para devanarse los sesos a conciencia. ¿Se ha de investigar a toda costa porque el fin merece la pena? ¿Se ha de investigar algo que merezca la pena o es factible llegar al fondo de asuntos tales como la reproducción del berberecho -por decir algo-? La verdad es que como bien dices, esos tabúes científicos siempre estuvieron ahí y no se van a ir ahora.
La gente me miraba mal cuando comencé a investigar sobre vivienda social franquista. Manda webos... sólo eran casas.